Johns Hopkins reporta 83,5 millones de casos globales de COVID-19

El Centro de Recursos de Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins informó este viernes, primer día del 2021, que hay 83,5 millones de casos de COVID-19 en todo el mundo y 1,8 millones de fallecimientos por esta causa. 

Estados Unidos se mantiene liderando la lista durante la pandemia como el lugar con más infecciones, con cerca de 20 millones de casos, y más de más de 345.000 muertes asociadas con la enfermedad, informó el Centro J. Hopkins.

India tiene 10,2 millones de casos y más de 148.000 muertes, informó el Centro, mientras que Brasil tiene 7,6 millones de infecciones y cerca de 195.000 muertes por esta causa.

Cuarenta y dos personas en el estado estadounidense de West Virginia pensaron que habían recibido una vacuna contra el coronavirus, pero en cambio fueron inyectadas con lo que The New York Times describió como un “tratamiento experimental con anticuerpos monoclonales”. La Guardia Nacional de dicho estado aseguró el jueves que “todas las personas que recibieron el anticuerpo han sido contactadas o están en proceso de ser contactadas”. La Guardia Nacional afirmó además que no cree que ninguna de las personas esté “en riesgo de sufrir daños”.

El mayor general James Hoyer, ayudante general de la Guardia Nacional de West Virginia, dijo en un comunicado: “En el momento en que se nos notificó lo sucedido, actuamos de inmediato para corregirlo, e inmediatamente revisamos y fortalecimos nuestros protocolos para mejorar nuestra proceso de distribución para evitar que esto vuelva a suceder”.

Según los informes, las 42 personas recibieron el producto de anticuerpos Regeneron en lugar de la vacuna Moderna.

“Este producto fue el mismo que se le administró al presidente [estadounidense] [Donald] Trump cuando se infectó”, dijo en un comunicado el Dr. Clay Marsh, figura clave en la lucha contra el COVID-19 en West Virginia.

La Guardia Nacional de West Virginia dijo que a las personas que recibieron el tratamiento incorrecto “se les ofrecerá la vacuna lo antes posible con un estado de prioridad”.

Los mercados ubicados en las calles y lugares de entretenimiento han sido cerrados en siete de las provincias de Tailandia, luego de que se reportaron 279 nuevos casos de coronavirus el viernes, según reportó la agencia Associated Press. Los restaurantes solo podrán preparar platos para llevar.

OMS aprueba uso de emergencia de la vacuna de Pfizer-BioNTech

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó el jueves la vacuna contra el coronavirus Pfizer-BioNTech para uso de emergencia, una medida destinada a ayudar al mundo en desarrollo a obtener acceso a la vacuna lo antes posible.

La OMS estableció su proceso de uso de emergencia para ayudar a los países sin sus propios recursos regulatorios a aprobar vacunas, despejando el camino para su uso.

“Este es un paso muy positivo para asegurar el acceso global a las vacunas COVID-19”, dijo Mariangela Simao, líder del programa de acceso a medicamentos de la OMS.

Sin embargo, la temperatura extremadamente fría a la que se debe mantener la vacuna (menos 70 grados Celsius) hace que su envío y almacenamiento sea un desafío para los países en desarrollo.

COVAX, un esfuerzo global respaldado por la OMS para comprar y distribuir vacunas a los países más pobres, tiene compromisos para 2.000 millones de dosis de vacuna hasta ahora y está en conversaciones con Pfizer-BioNTech para comprar parte de su vacuna, que tiene una efectividad del 95% después de dos dosis.

Otra vacuna para combatir el COVID-19, que desarrolla una farmacéutica china, se convirtió el jueves en la primera en recibir la aprobación oficial del gobierno de China.

La Administración Nacional de Productos Médicos de China anunció la aprobación condicional de una vacuna desarrollada por el Instituto de Productos Biológicos de Beijing, una subsidiaria de la estatal Sinopharm. La agencia reguladora otorgó la aprobación un día después de que Sinopharm dijera que la vacuna tenía una tasa de eficacia del 79,3% contra el coronavirus, según un ensayo clínico final a gran escala.

Sin embargo, expertos externos han cuestionado las afirmaciones de Sinopharm porque no ha proporcionado los datos necesarios para su verificación independiente.

La vacuna recientemente aprobada es una de las cinco desarrolladas por compañías chinas que se han administrado bajo su programa de uso de emergencia mientras aún se someten a ensayos de fase 3. Se han administrado más de 4,5 millones de dosis desde julio a trabajadores esenciales y personas consideradas de alto riesgo, incluidos 3 millones desde mediados de diciembre.

La vacuna Sinopharm se une a otras posibles vacunas contra el coronavirus para recibir la aprobación de los gobiernos de todo el mundo.

La agencia reguladora médica británica anunció el miércoles que otorgó la autorización de emergencia de una vacuna contra el coronavirus desarrollada conjuntamente por el gigante farmacéutico británico-sueco AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Los ensayos clínicos en etapa de la vacuna AstraZeneca-Oxford revelaron que tiene una efectividad del 70% contra el COVID-19. La vacuna tuvo una tasa de eficacia del 62% para los participantes que recibieron dos dosis completas, pero las pruebas de un subgrupo más pequeño revelaron que era 90% efectiva cuando se administraba una media dosis seguida de una dosis completa semanas después.

Las nuevas vacunas llegan a medida que se identificó una cepa más contagiosa de COVID-19 en varios sitios del mundo, después que fuera detectada por primera vez hace varios días en Gran Bretaña.

Un laboratorio brasileño dijo el jueves que encontró dos casos de la variante británica, por lo que los investigadores de su Instituto de Medicina Tropical han instado a redoblar las medidas de cuarentena. Brasil ha reportado más de 55.000 casos nuevos y casi 1.200 muertes en las últimas 24 horas, según la Universidad Johns Hopkins.

Las autoridades de California anunciaron el miércoles que la variante ha aparecido en la ciudad sureña de San Diego. El estado occidental de Colorado fue el primero en los Estados Unidos en informar sobre la nueva cepa a principios de esta semana.

Se ha detectado una variante diferente del coronavirus en Sudáfrica.