El presidente de Estados Unidos reconoce la gravedad de la pandemia

WASHINGTON D.C. – El presidente Joe Biden reconoció hoy la gravedad de la pandemia en Estados Unidos y dijo entender “la desesperación” de todos aquellos estadounidenses que se han visto afectados por el impacto de un virus que se ha cobrado más de 400.000 vidas en el país.

“Entiendo la desesperación de tantos estadounidenses”, dijo Biden durante una ceremonia en la Casa Blanca con motivo de la firma de diversas órdenes ejecutivas cuyo objetivo es hacer frente al impacto del coronavirus.

El demócrata lamentó que hereda una nación en la que están muriendo cada día unas 4.000 personas por causa de la COVID-19, lo cual, dijo, es el “trágico resultado” de la mala gestión de la administración Trump.

A diferencia de su sucesor, Biden subrayó la gravedad de la situación reseñando un dato devastador que se ha convertido en una constante desde el comienzo de la pandemia: a pesar de que EE.UU. solo representa al 4% de la población global, registra el 25% de contagios en todo el mundo.

“Durante el año pasado no podíamos confiar en que el Gobierno operara con la urgencia y coordinación necesarias”, sostuvo el presidente, quien insistió en que “por encima de todo” es necesario “restaurar” la confianza de los estadounidenses en la administración.

 Durante el año pasado no podíamos confiar en que el Gobierno operara con la urgencia y coordinación necesarias”
Joe Biden, presidente de EE.UU.

Biden quiso ser claro y recalcó que “las cosas van a ir a peor antes de mejorar”, pero también quiso transmitir un mensaje de optimismo al asegurar: “lo superaremos, venceremos a la pandemia”.

Para conseguirlo, el nuevo Gobierno ha puesto en marcha una nueva estrategia nacional cuyo objetivo es acelerar la vacunación, reforzar las medidas de prevención y ofrecer alivio económico. Con esa meta en mente, Biden firmó este jueves una serie de decretos para poner en marcha el plan de manera inmediata.

Las medidas

Uno de los decretos firmados por el mandatario establece que será obligatorio el uso de mascarillas en instalaciones federales y en viajes interestatales, ambos bajo jurisdicción de la Casa Blanca, durante los próximos cien días.

Además, Biden ha dado instrucciones a las autoridades sanitarias para que colaboren con “indicaciones y recursos” en la reapertura de las escuelas de manera segura. Asimismo, se abrirán nuevos centros de vacunación.

En cuanto a los viajes, el mandatario desveló que, a partir de ahora, quien vuele a Estados Unidos deberá, además de usar mascarilla, realizarse una prueba diagnóstica antes de embarcar.

Biden apoyará esfuerzos de OMS

El principal asesor de Biden sobre la pandemia, Anthony Fauci, dijo el jueves en videoconferencia desde Washington que, a diferencia de lo establecido por la anterior administración, Washington se unirá a los proyectos encaminados a llevar la vacuna contra el COVID-19 a personas necesitadas de todo el mundo, así como insumos médicos para combatir la pandemia.

“El presidente Biden emitirá una directiva más tarde hoy que incluirá la intención de Estados Unidos de unirse a COVAX y apoyar a ACT-Accelerator para avanzar en los esfuerzos multilaterales  contra el COVID-19″, dijo Fauci.

El Mecanismo COVAX es un proyecto de la ONU para llevar vacunas contra el COVID-19 a personas necesitadasde todo el mundo, ya sea en países ricos o pobres.

Además Fauci afirmó que Estados Unidos dejará de reducir su personal en la Organización Mundial de la Salud (OMS) y cumplirá con sus obligaciones financieras con el organismo.

Está previsto que Biden firme el jueves 10 decretos para combatir la pandemia, incluido el uso de fondos para desastres para ayudar a reabrir colegios y la exigencia del uso de mascarillas en aviones y autobuses.

De Rafael Salido