Justicia española habría incautado hotel propiedad de hijastros de Maduro

Los hijos de de Cilia Flores, primera dama de Venezuela y esposa del presidente venezolano Nicolás Maduro estarían involucrados en la incautación del hotel madrileño Torrelaguna por parte de autoridades españolas.

De acuerdo con lo publicado por medios de prensa locales e internacionales, “la propiedad se habría adquirido con dinero que fue obtenido, mediante fraude, de la estatal Petróleos de Venezuela S. A. (PDVSA)”.

El hotel que, consiste en un edificio de cuatro pisos y tres plantas subterráneas de estacionamientos, fue adquirido por un costo de 15 millones de euros (18,3 millones de dólares), Así lo revelaron las investigaciones de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF).

La compra fue realizada, cuatro años atrás, a través de la sociedad Columbus One Properties, conformada por Ralph Steinmann, Luis Fernando Vuteff García, José Vicente Amparán Croquer y Darío Ramiro Ale Iturralde, según señaló el rotativo Primer Informe.

“Para ello invirtieron una parte de los 600 millones de euros que la red había obtenido mediante un fraude cometido con el cambio de divisas en varios contratos de la petrolera PDVSA, según los informes de la UDEF (Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal), remitidos a la juez de la Audiencia Nacional María Tardón”, cita la publicación.

Además agrega que el dinero procedía “del beneficio de una línea de crédito de 1.200 millones de dólares contratada por la petrolera PDVSA con el grupo Rantor Capital, de Raúl Gorrín Belisario, propietario de la cadena de televisión Globovisión”.