Residentes de Louisiana vuelven a sus casas tras paso de huracán Delta

Los habitantes de Louisiana comenzaron el domingo a regresar a sus hogares por caminos llenos de escombros y casas sin techos, y continuaron con las tareas de limpieza después del paso el viernes del huracán Delta por la región con fuertes vientos e intensas lluvias.

Según el Centro Nacional de Huracanes, el domingo la tormenta se había debilitado a un ciclón postropical, pero seguía siendo una amenaza con fuertes lluvias.

Delta tocó tierra cerca de la ciudad de Creole, en Cameron, el viernes por la noche como un huracán de categoría 2. Después pasó por Lake Charles, donde otro huracán, Laura, dejó considerables daños en agosto.

Aproximadamente 350.000 hogares y negocios en Louisiana permanecieron sin electricidad dos días.

La tormenta dejó sin electricidad a más de medio millón de usuarios y agravó los daños de Laura.

El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, informó el domingo sobre el fallecimiento de una persona:

“Desafortunadamente, hoy informamos de la primera muerte relacionada con la tormenta. Se trata de un hombre de 86 años en la parroquia de St. Martin, fallecido a causa de un incendio que se desató poco después de repostar un generador que estaba ubicado en un cobertizo. No creo que el generador se enfríe antes de repostarlo”.

Además, un turista de 19 años proveniente de Illinois murió ahogado tras quedar atrapado en una corriente provocada por la tormenta en Destin, Florida, informaron las autoridades.

Georgia, las Carolinas y Virginia también vivieron precipitaciones.

Según dijo Steve Bennett, director de productos de The Demex Group, a Reuters, las pérdidas aseguradas de Delta se estiman en alrededor de 2.000 millones de dólares, mientras que las pérdidas de Laura se estimaron en alrededor de 10.000 millones.