La deuda del gobierno de EE.UU. igualará aproximadamente el tamaño de su economía este año y en 2021

WASHINGTON D.C. – La deuda que tendrá el gobierno de Estados Unidos para fines de 2020 será aproximadamente igual al tamaño de su economía y la superará en 2021, dijo el miércoles la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés), una entidad que no es partidista.

La CBO dijo que un desequilibrio fiscal así no se ha visto en Estados Unidos desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Para fines de este año, los analistas del Congreso dijeron que el monto de la deuda de Estados Unidos ascenderá al 98% del producto interno bruto (PIB) de la nación de alrededor de 19 billones de dólares y superará el tamaño de la economía estadounidense el próximo año.

La razón es simple: la vasta ayuda gubernamental a las empresas, la mayoría de los hogares estadounidenses y los trabajadores desempleados afectados por la pandemia de coronavirus ha aumentado el déficit de gasto del gobierno.

La última vez que el nivel de deuda de Estados Unidos superó la producción económica del país fue en 1946, cuando llegó al 106% después de años de gasto militar para ayudar a poner fin a la Segunda Guerra Mundial.

Se proyecta que el déficit presupuestario anual del gobierno se expandirá a 3,3 billones de dólares para fines del año fiscal -el 30 de septiembre- y será más del triple que hace un año. El déficit ya estaba aumentando drásticamente con los recortes de impuestos gubernamentales aprobados por el Congreso y los aumentos del gasto, pero la pandemia hizo que el déficit anual aumentara aún más.

El público, incluidos los inversores individuales, los bancos de EE.UU. y los gobiernos extranjeros, y los gobiernos estatales y locales de la nación, poseen unos 20 billones de dólares, o el 77%, de la deuda nacional de más de 26 billones, mientras que el resto de las deudas son participaciones intragubernamentales, como dinero para pensiones y atención médica para estadounidenses mayores.

Con el gasto adicional por la pandemia, se espera que el déficit federal anual de EE.UU. en 2020 sea igual a aproximadamente el 16% de la economía nacional, que sería la cantidad más grande desde 1945.

Los legisladores han dicho a menudo que quieren reducir el déficit por debajo del 3%, aunque algunos republicanos dicen con frecuencia que quieren eliminar el déficit por completo.

El gasto deficitario se consideró una necesidad para ayudar a la economía del país, la más grande del mundo, a recuperarse de la devastación provocada por la pandemia. Millones de trabajadores siguen desempleados en EE.UU.

Sin embargo, ahora, dos meses antes de las elecciones presidenciales y del Congreso, no hay consenso sobre cuánta más ayuda para hacer frente al coronavirus debería aprobarse, ya que los republicanos y la administración Trump acordaron una partida de 1,3 billones de dólares y los demócratas piden  2,2 billones.

Un impulso adicional del gobierno nacional de 600 dólares a la semana a los beneficios estatales de desempleo menos generosos expiró a fines de julio. El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que restablece los pagos adicionales de 400 dólares a la semana, pero los estados han tardado en implementarla, y solo seis de los 50 estados han comenzado a enviar dinero a los trabajadores desempleados.

Incluso cuando el Congreso aprobó la primera ayuda para el alivio del coronavirus a principios de este año, los ingresos fiscales cayeron, ya que las empresas cerraron durante semanas bajo órdenes del gobierno estatal o cerraron permanentemente.

La Administración Trump y el Congreso retrasaron el pago de algunas obligaciones tributarias, y los impuestos sobre la renta de las personas físicas caerán en unos 200.000 millones de dólares, proyectó la CBO, mientras que los impuestos sobre la renta corporativos caerían en unos 80.000 millones de dólares.

De Ken Bredemeier