EEUU: FBI acusa a Rusia de seguir tratando de interferir en las elecciones

WASHINGTON.- El director del FBI, Christopher Wray, dijo que Rusia está haciendo esfuerzos para interferir en las elecciones de Estados Unidos de noviembre, en especial contra la campaña del candidato demócrata Joe Biden.

Wray hizo estas declaraciones en una comparecencia ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, donde respondió a preguntas de los legisladores.

El funcionario explicó que los rusos están usando redes sociales, intermediarios y recursos online contra el candidato demócrata a la presidencia, el exvicepresidente Joe Biden, y todo lo que consideren facciones antirrusas en la política estadounidense.

“El consenso en la comunidad de inteligencia es que Rusia continúa tratando de interferir en nuestras elecciones”, dijo Wray.

Sin embargo, a diferencia de 2016, cuando los esfuerzos llegaron hasta a piratear los correos electrónicos de los demócratas y sistemas electorales estatales, esta vez han recurrido más que nada a campañas de desinformación, señaló.

Wray dijo también que el FBI y las plataformas tecnológicas, como Facebook y Twitter, están colaborando para combatir la desinformación, erradicándola antes que se propague y se haga sentir.

“EL FBI y la Agencia de Seguridad Nacional recientemente unieron fuerzas para exponer programas malignos altamente sofisticados de la inteligencia militar rusa suministrando al sector privado y otros socios del gobierno los indicadores que necesitan para combatirlos”, añadió.

El director del FBI se refirió también a los elementos extremistas en los recientes disturbios en Estados Unidos y la amenaza de violencia que pueden presentar, aunque eludió expresar un juicio sobre sus ideas políticas, alegando que su agencia no investiga «ideologías», sino si los individuos planean actos violentos.

En ese sentido, dijo que Antifa es “más una ideología o un movimiento que una organización”, y que aunque ha habido violencia por algunos que se identifican como «antifa», no parecen ser parte de una organización centralizada.

A preguntas de los legisladores sobre el movimiento Qanon, dijo que se trata “de una especie compleja de teorías de conspiración” que, en ciertos momentos, ha inspirado actos violentos.

“Déjenme aclarar que nosotros no investigamos a grupos o individuos basados en ideologías o el ejercicio de la Primera Enmienda. Cuando la ideología lleva a alguien a cometer actos criminales y seguir el camino de la violencia, el FBI no vacila”, añadió.