EE.UU.: CDC emitirán nuevas normas para abrir las escuelas

Las autoridades federales de salud emitirán nuevas guías para la reapertura de las escuelas en Estados Unidos, después de que el presidente Donald Trump criticó las recomendaciones existentes como duras, costosas y poco prácticas.

La pandemia de coronavirus obligó a cerrar casi todas las escuelas públicas y privadas en Estados Unidos y Trump está amenazando con recortar fondos federales si se mantienen cerradas.

“Queremos reabrir las escuelas. Todos lo quieren. Las madres lo quieren, los padres lo quieren, los niños lo quieren. Es hora de hacerlo”, dijo Trump en una reunión con funcionarios de salud y representantes de educación.

El vicepresidente Mike Pence, quien encabeza la fuerza especial de la Casa Blanca para el coronavirus, dijo el miércoles a los reporteros que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, CDC, actualizarían sus normas para la reapertura segura de las escuelas y planean anunciar los cambios la próxima semana.

“No podemos dejar que nuestros niños se atrasen académicamente”, dijo Pence. “Es absolutamente esencial que regresemos a los niños a las aulas para recibir sus clases en persona”.

Los niños pueden propagar el virus

Los médicos creen que los niños menores de 12 años tienen un bajo riesgo de enfermarse de coronavirus, pero aún pueden propagar la enfermedad a las personas mayores, especialmente a sus padres.

Las recomendaciones anteriores de los CDC para evitar la propagación de COVID-19 en las escuelas incluían mantener abiertas las ventanas de las aulas, separar los pupitres a dos metros por lo menos, en lo posible, y mantener cerradas las cafeterías y las áreas de recreo.

“Estoy en desacuerdo con @CDC.gov en sus guías duras y costosas para abrir las escuelas. Al tiempo que quieren que abran, están pidiendo a las escuelas cosas imprácticas”, dijo Trump en un mensaje de Twitter.

Otro tuit de Trump indicó también que él piensa que mantener las escuelas cerradas afecta sus probabilidades de reelección.

“Los demócratas piensan que sería malo para ellos políticamente que las escuelas abran antes de las elecciones de noviembre, pero es importante para los chicos y las familias”, dijo en el mensaje.

Lily Eskelsen García, la directora de la Asociación Nacional de Educación, el mayor sindicato de maestros del país, retó a Trump a visitar una clase llena de alumnos jóvenes si no se toman precauciones de salud.

“Reto a Donald Trump a sentarse en una clase de 39 alumnos de sexto grado y respirar ese aire sin ninguna preparación para cómo vamos a regresar a nuestros niños con seguridad”, dijo Eskelsen García a CNN.

El secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, dijo que “reabrir las escuelas con seguridad sería lo más importante que podemos hacer para respaldar a las familias saludables durante la pandemia”.

“La reapertura de las escuelas tiene sus riesgos, pero hay riesgos también en mantener a los niños en la casa. Allí no se benefician de la estimulación social, se retrasan en el aprendizaje, pudieran ser más vulnerables a abusos que pasan sin reportar y tampoco reciben servicios especiales”, dijo Azar.