Fugitivo de EE.UU.: la criptomoneda es la próxima revolución cubana

John David McAfee escucha durante la 4ª Conferencia de Seguridad de Internet de China (ISC) en Beijing, el martes 16 de agosto de 2016. AP Foto/Ng Han Guan.

LA HABANA (REUTERS) SARAH MARSH- —  Lejos de las autoridades fiscales estadounidenses, el gurú de tecnología John McAfee fuma un cigarro a bordo de su yate blanco en un puerto de La Habana y dice que puede ayudar a Cuba a evadir al gobierno de los EE. UU. al lanzar una criptomoneda que burle el embargo comercial de Washington.

La periodista de Reuters Sarah Marsh escribe desde la capital cubana que el creador del software antivirus del mismo nombre en la década de 1980, McAfee, en una entrevista, promocionó el anonimato de la moneda digital al tiempo que destacaba su creencia de que el impuesto a la renta es ilegal y planea postularse, desde Cuba, para la nominación del Partido Libertario a la presidencia de EE. UU.

“Sería trivial sortear el embargo del gobierno de los Estados Unidos mediante el uso de un sistema inteligente de moneda”, dijo el jueves el experto de 73 años. “Así que hice una oferta formal para ayudarlos gratis … en un canal privado a través de Twitter”.

Si bien Cuba no respondió, su gobierno comunista dijo a principios de esta semana que estaba estudiando el uso potencial de la criptomoneda para aliviar la crisis económica agravada por las sanciones estrictas de Estados Unidos bajo el presidente Donald Trump.

Países sancionados por Estados Unidos, como Irán y Venezuela, han hecho flotar la idea de utilizar la moneda digital para comerciar, aunque no parece que ningún plan se haya concretado.

“No puedes simplemente crear una moneda y esperar que arranque. “Debe basarse en la cadena de bloques adecuada, tenerla estructurada de modo que satisfaga las necesidades específicas de un país o situación económica”, dijo McAfee.

“Probablemente hay menos de 10 personas en el mundo que saben cómo hacerlo y yo soy una de ellas”.

Con él en el yate están su esposa, cuatro perros grandes, dos guardias de seguridad y siete empleados para su campaña “en el exilio” por la nominación presidencial del Partido Libertario, dijo McAfee. Anteriormente se postuló en 2016 y llegó en un lejano tercer lugar.

McAfee dijo que no pagó impuesto sobre la renta durante ocho años por razones ideológicas y fue procesado. El Servicio de Impuestos Internos declinó comentar.

Para evitar ser enjuiciado, salió de Estados Unidos en enero hacia las Bahamas. Llegó a Cuba hace un mes después de sospechar que la policía estadounidense estaba tratando de extraditarlo desde las Bahamas.

El experto en seguridad cibernética dijo que espera extender su visa de visitante cubano por tiempo indefinido, violando la prohibición de los Estados Unidos de que las embarcaciones recreativas visiten la isla impuesta el mes pasado, así como las restricciones de viaje.

McAfee planea usar las redes sociales, donde tiene 1 millón de seguidores en Twitter, para hacer campaña por la nominación de los libertarios. Dijo que miles de voluntarios que usan máscaras que representan su rostro harán campaña para él en su país y en el extranjero.

CUBA LIBRE

Él cree que Cuba nunca lo extraditaría a los Estados Unidos. De acuerdo con el abogado Pedro Freyre, Cuba y los Estados Unidos tienen una historia de proporcionar refugio a las personas buscadas por el otro país por delitos con connotaciones políticas.

Sin embargo, la cooperación en materia penal ha mejorado desde la distensión de 2014. El año pasado, Cuba extraditó a un ciudadano estadounidense acusado de asesinar a su novia.

Ni el gobierno cubano ni el Departamento de Justicia de los Estados Unidos respondieron a una solicitud de comentarios de parte de Reuters.

“Solo quieren encarcelarme y no dejarme hablar de nuevo”, dijo McAfee. “No voy a permitir eso porque tengo mucho que decir”.