Gates testifica que cometió delitos con Manafort

Rick Gates, a la derecha, respondiendo preguntas del fiscal Greg Andres

Este bosquejo del tribunal describe a Rick Gates, a la derecha, respondiendo preguntas del fiscal Greg Andres mientras testifica en el juicio de Paul Manafort, sentado segundo desde la izquierda, en el Juzgado Federal de Alexandria en Alexandria, Virginia, el lunes 6 de agosto de 2018.

Este bosquejo del tribunal describe a Rick Gates, a la derecha, respondiendo preguntas del fiscal Greg Andres mientras testifica en el juicio de Paul Manafort, sentado segundo desde la izquierda, en el Juzgado Federal de Alexandria en Alexandria, Virginia, el lunes 6 de agosto de 2018.


 

Rick Gates, el exsocio comercial de Paul Manafort, el exjefe de campaña del presidente de Estados Unidos Donald Trump, testificó el lunes en una corte federal que ayudó a Manafort a presentar declaraciones de impuestos falsas y a ocultar sus cuentas bancarias en el extranjero.

Se espera que Gates sea el testigo estrella del gobierno en su caso contra Manafort. Gates, quien también trabajó en la campaña de Trump, se declaró culpable en febrero y aceptó cooperar con los fiscales en virtud de un acuerdo que podría conducir a una reducción de su condena.

Tomando el estrado de los testigos en el quinto día del juicio a Manafort, Gates admitió que alteró los estados financieros de su exsocio, a esconder las fuentes de ingresos extranjeros, engañó a los bancos para obtener préstamos y mintió en su declaración de impuestos de Estados Unidos.

Dijo que lo hizo siguiendo instrucciones de Manafort. “A petición del señor Manafort, no revelamos las cuentas de bancos extranjeros”, dijo Gates al jurado en el tribunal federal en Alejandría, Virginia, describiendo su relación de dos décadas como limitada a los negocios. “Fuera de los negocios no socializamos”, señaló.

Los abogados de Manafort han señalado que buscarán culpar a Gates y lo han acusado de desfalcar millones de dólares de Manafort. Gates ha sido descrito por testigos como la mano derecha de Manafort que ayudó a ejecutar las operaciones de un negocio de consultoría política multimillonario.

Además de ayudar en los presuntos crímenes de Manafort, Gates le dijo al jurado que no había informado sobre sus propios ingresos enrutados a través de cuentas bancarias en el Reino Unido y robó varios cientos de miles de dólares de Manafort presentando informes de gastos falsos e inflados relacionados con su trabajo en Ucrania.

Manafort se declaró inocente de 18 cargos de fraude bancario y de impuestos, y de no revelar cuentas bancarias en el extranjero. Los cargos en gran parte son anteriores a sus cinco meses en la campaña de Trump, pero fueron los primeros en ser llevados a juicio como parte de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia rusa en las elecciones de EE.UU. en el 2016.

El jurado ha escuchado cómo Manafort hizo decenas de millones de dólares trabajando con políticos pro-rrusos en Ucrania. Mueller también está investigando la posible coordinación entre miembros de la campaña Trump y funcionarios rusos en durante la campaña de elecciones, pero los cargos contra Manafort no abordan eso.

Los fiscales revisaron el lunes una lista de corporaciones de ultramar y Gates testificó que todas ellas eran controladas por Manafort y contenían ingresos por su trabajo de consultoría política.

Gates dijo que Konstantin Kilimnik, un asociado, tenía el control sobre las cuentas en el extranjero. Kilimnik es un consultor político ruso-ucraniano que fue acusado en junio por cargos derivado de la investigación de Mueller. En documentos judiciales Mueller acusó a Kilimnik de tener vínculos actuales con los servicios de inteligencia rusos – una acusación que él ha negado.

Gates testificó que Manafort le ordenó que reportara los ingresos en el extranjero como préstamos para reducir el ingreso gravable – una acusación sobre la que los fiscales han estado obteniendo testimonios de testigos desde la semana pasada.

Rick Gates deja el tribunal federal en Washington, el viernes 23 de febrero de 2018. Gates, ex asesor principal de la campaña del presidente Donald Trump, se declaró culpable de cargos de conspiración federal y declaraciones falsas en la investigación de Rusia del fiscal especial Robert Mueller.
Rick Gates deja el tribunal federal en Washington, el viernes 23 de febrero de 2018. Gates, ex asesor principal de la campaña del presidente Donald Trump, se declaró culpable de cargos de conspiración federal y declaraciones falsas en la investigación de Rusia del fiscal especial Robert Mueller.

El jurado escuchó testimonios el viernes y el lunes de la contadora Cynthia Laporta, quien describió cómo Manafort y Gates adulteraban declaraciones financieras y préstamos retroactivos.

Al interrogar a Laporta el lunes, un fiscal le preguntó sobre un préstamo de 10 millones de dólares supuestamente recibido por Manafort del empresario ruso Oleg Deripaska en 2006. Laporta, mirando un resumen de los préstamos a Manafort y sus empresas, dijo que no podía ver ninguna indicación de que el préstamo de Deripaska había sido pagado.

Desde que comenzó el juicio ante el Juez de Distrito de EE.UU. T.S. Ellis el martes pasado, los abogados de Manafort han mantenido breves sus contrainterrogatorios y a veces se han abstenido de intentar refutar el testimonio dañino en detalle. Pero el testimonio de Laporta aumentó los peligros para Manafort.

Testificando bajo una promesa de inmunidad, ella fue la primera testigo en admitir que sabía que las maniobras contables que Manafort y Gates le solicitaron eran erróneas y podrían ser delitos. Un truco de contabilidad le ahorró a Manafort 500,000 dólares en impuestos, dijo ella.

En un contrainterrogatorio el lunes, el abogado Kevin Downing intentó ilustrar que la firma contable de Laporta había sido consciente de que las transferencias bancarias en el extranjero se contabilizan como préstamos durante años y destacó un registro que muestra que Manafort había pagado 8.4 millones de dólares en impuestos federales a la renta entre 2005 y 2015.

Downing también intentó mostrar que Gates era la persona principal que trataba con los contadores. Pero aunque Laporta reconoció que ella se comunicaba regularmente con Gates, dijo que creía que Manafort estaba al tanto. “En la mayoría de los casos, estaba claro que el señor Manafort sabía qué estaba pasando”, dijo Laporta.

AFP

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit