Científicos japoneses: ensayos clínicos para tratar el Parkinson

célula madre osteocondroretrinal (OCR)

ARCHIVO- Una célula madre osteocondroretrinal (OCR), un tipo de célula madre ósea recientemente identificada que parece ser vital para el desarrollo esquelético y puede proporcionar la base para nuevos tratamientos para la osteoartritis, la osteoporosis y las fracturas óseas.

ARCHIVO- Una célula madre osteocondroretrinal (OCR), un tipo de célula madre ósea recientemente identificada que parece ser vital para el desarrollo esquelético y puede proporcionar la base para nuevos tratamientos para la osteoartritis, la osteoporosis y las fracturas óseas.


 

Científicos japoneses dijeron el lunes que en agosto comenzarán los ensayos clínicos sobre un tratamiento para la enfermedad de Parkinson, trasplantando células madre “reprogramadas” al cerebro, buscando avanzar en el tratamiento del trastorno neurodegenerativo.

El Parkinson es causado por la falta de dopamina producida por las células cerebrales, y los investigadores siempre han deseado usar células madre para restaurar la producción normal del neurotransmisor químico.

Los ensayos clínicos se producen después de que investigadores de la Universidad de Kyoto de Japón utilizaran con éxito células madre pluripotentes (iPS) inducidas por humanos para restaurar células cerebrales funcionales en monos el año pasado.

Las llamadas células iPS se obtienen al eliminar las células maduras de un individuo, a menudo de la piel o la sangre, y reprogramarlas para que se comporten como células madre embrionarias.

“Este será el primer ensayo clínico del mundo que utilizará células iPS en la enfermedad de Parkinson”, dijo en una conferencia de prensa Jun Takahashi, profesor del Centro de Investigación y Aplicación de Células iPS de la Universidad de Kioto.

El centro está encabezado por Shinya Yamanaka, quien en 2012 compartió un Premio Nobél de medicina con el científico británico, John Gurdon, por el descubrimiento de que las células adultas pueden transformarse en células embrionarias.

“Tenemos la intención de seguir llevando a cabo nuestra investigación, cuidadosamente, aunque de manera expedita, en coordinación con el Hospital de la Universidad de Kioto, para que los nuevos pacientes reciban tratamiento con células iPS lo más pronto posible”, dijo Yamanaka en un comunicado.

El hecho de que el ensayo clínico utilice células iPS en lugar de células embrionarias humanas significa que el tratamiento sería aceptable en Irlanda y gran parte de América Latina, donde las células embrionarias están prohibidas.

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit