Católicos asisten a inmigrantes que México se niega a recibir

McAllen, TEXAS, EE.UU. – Aunque la mayoría de los inmigrantes que buscan asilo son diariamente expulsados a México, un pequeño grupo de familias, considerados vulnerables, son recibidos tras la negativa del gobierno de México de acogerlos, según explicó a la Voz de América la hermana Norma Pimentel de Caridades Católicas.

“Muy contento, aquí van mi esposa y mi hijo”, dijo sonriente un inmigrante hondureño mientras entraba a Estados Unidos.

Los que son devueltos aplican para el Título 42, una normativa de la era de Trump establecida por la Casa Blanca en marzo de 2020, que da luz verde a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza para expulsar extranjeros que buscaban asilo en la frontera con la pandemiacomo excusa. La medida, que no ha derogado el presidente Joe Biden, ha sido demandada por grupos como la Unión de Libertades Civiles (ACLU), que cataloga de “ilegal” esta regla.

“Más reciente lo que ha ocurrido es que ciertas familias, México ha cambiado su manera de proceder y familias con niños menores de 6 años no esa permitiendo que Estados Unidos regrese, entonces estas son las familias que nosotros estamos viendo aquí en nuestro albergue”, dijo a la VOA la hermana Norma Pimentel, de la organización Caridades Católicas.

Este grupo trabaja directamente con las autoridades así como con los consulados para asistir a los inmigrantes que llegan a territorio estadounidense en esta zona fronteriza, antes de que vayan a su destino final”.

“Yo voy aquí con mi hijo, vamos aquí para Louisiana”, dijo a la VOA un inmigrante de la región.

Pimentel aprovechó para reiterar el mensaje de las autoridades estadounidenses.

“Evidentemente la frontera sigue cerrada, no están dejando entrar a nadie, de hecho han tenido mucha precaución de mantener la frontera cerrada a consecuencia de el COVID”, afirmó Pimentel.

De Celia Mendoza