Legisladores EE.UU. dan positivo al COVID-19 después de confinamiento por disturbios en el Capitolio

WASHINGTON D.C. –  Brad Schneider se ha convertido en el tercer miembro demócrata de la Cámara de Representantes en dar positivo por COVID-19 luego de ser forzado a encerrarse en una habitación donde varios republicanos se negaron a usar máscaras durante el motín mortal de la semana pasada en el Capitolio.

Brad Schneider headshot, as US Representative of Illinois, undated graphic element on gray
ARCHIVO – Brad Schneider, legislador demócrata por Illinois.

“El miércoles pasado, después de escapar por poco de una turba violenta incitada por el presidente de Estados Unidos a atacar el Capitolio y sus ocupantes, me vi obligado a pasar varias horas en un lugar seguro pero confinado con decenas de otros miembros del Congreso”, dijo Schneider. Martes. “Varios legisladores republicanos en la sala se negaron rotundamente a usar una máscara, incluso cuando sus colegas se lo pidieron cortésmente”, agregó Schneider.

La congresista demócrata Pramila Jayapal también dijo el martes que dio positivo en la prueba y criticó a los republicanos por negarse a aceptar ofrecimientos para usar máscaras durante el angustioso encierro.

Pramila Jayapal headshot, as US Representative of Washington, graphic element on gray
ARCHIVO – Pramila Jayapal, legisladora demócrata por el estado de Washington, en el noroccidente de EE. UU.

“Demasiados republicanos se han negado a tomar en serio esta pandemia y el virus y, al hacerlo, ponen en peligro a todos los que los rodean”, dijo Jayapal. “Solo unas horas después de que el presidente (Donald) Trump incitara a un asalto mortal a nuestro Capitolio, nuestro país y nuestra democracia, muchos republicanos aún se negaban a tomar la mínima precaución de COVID-19 y simplemente usar una maldita máscara en una habitación llena de gente durante una pandemia.”

La representante Bonnie Watson Coleman dio positivo el lunes y dijo en un comunicado que “varios miembros dentro del espacio ignoraron las instrucciones para usar máscaras”.

Un portavoz de uno de los republicanos que rechazó una máscara, la representante de Georgia, Marjorie Taylor Greene, explicó la actitud de la legisladora en un comunicado a CNN. “La congresista Greene es una adulta sana que dio negativo en la prueba de COVID en la Casa Blanca esta semana. No cree que los estadounidenses sanos deban ser obligados a silenciarse con una máscara. Estados Unidos necesita reabrir y volver a la normalidad”.

El médico tratante del Capitolio, el doctor Brian Moynihan, notificó a todos los legisladores el fin de semana pasado sobre una posible exposición al virus y los instó a hacerse la prueba. Cuatro días después del motín, Moynihan escribió que “las personas pueden haber estado expuestas a otro ocupante con infección por coronavirus”.

Jayapal ha exigido que se impongan inmediatamente “multas graves” a todos los legisladores “que se nieguen a usar una máscara en el Capitolio”.

El presidente Donald Trump instó la semana pasada a miles de simpatizantes que habían venido a Washington para una “Marcha por Salvar a América” ??a que caminaran desde la Elipse, justo al sur de la Casa Blanca, hasta el edificio del Capitolio de los Estados Unidos, donde los legisladores estaban en el proceso de confirmar formalmente la victoria presidencial de Joe Biden, el 3 de noviembre.

“Tendrán un presidente ilegítimo. Eso es lo que tendrán y no podemos permitir que eso suceda”, dijo Trump. “Luchamos como el infierno, y si no luchas como el infierno, ya no tendrás un país”, agregó el mandatario a sus seguidores.

Cientos de partidarios de Trump caminaron hasta el edificio del Capitolio y entraron a la fuerza mientras los legisladores se reunían en una sesión conjunta para certificar la victoria de Biden. Muchas imágenes de las caóticas escenas muestran a los manifestantes sin máscaras.

Watson Coleman tiene 75 años, mientras que Schneider tiene 59 y Jayapal tiene 55. Las personas mayores son más vulnerables al COVID-19. Watson Coleman y Jayapal recibieron la primera de dos dosis de una vacuna contra el coronavirus. No se supo de inmediato si Schneider había sido inoculado.