Departamento de Justicia expulsa de su sede a una asistente de Trump

WASHINGTON D.C. – La funcionaria que se desempeña como los ojos y oídos del presidente Donald Trump en el Departamento de Justicia ha sido vetada en el edificio después de intentar presionar a funcionarios para que proporcionasen información confidencial sobre fraude electoral y otros asuntos que pudiera transmitir a la Casa Blanca, tres personas familiarizadas con el asunto dijeron a la agencia The Associated Press.

Heidi Stirrup, una aliada del principal asesor de Trump, Stephen Miller, fue instalada silenciosamente en el Departamento de Justicia como enlace de la Casa Blanca hace unos meses. En las últimas dos semanas le dijeron que abandonara el edificio después de que los principales funcionarios de Justicia se enteraron de sus esfuerzos para recopilar información privilegiada sobre casos abiertos, dijeron las personas.

Stirrup está acusada de acercarse al personal del departamento para exigir información sobre investigaciones, incluidos asuntos de presunto fraude electoral, dijeron las personas, que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a discutir públicamente el asunto.

El intento se produce cuando Trump continúa haciendo afirmaciones infundadas de que ganó las elecciones y alega sin evidencia que el fraude electoral masivo fue responsable de su derrota ante el presidente electo Joe Biden.

Stirrup también había extendido ofertas de trabajo a aliados políticos para puestos en algunos de los niveles más altos del Departamento de Justicia sin consultar a ningún funcionario superior del departamento ni a la oficina del abogado de la Casa Blanca, y también intentó interferir en el proceso de contratación de personal de carrera, una violación de la ley de políticas de recursos humanos del gobierno, dijo una de las personas.

El Departamento de Justicia se negó a comentar. Los intentos de comunicarse con Stirrup para obtener comentarios no tuvieron éxito de inmediato.

El jueves, Trump nombró a Stirrup como miembro de la junta de visitantes de la Academia de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, según un comunicado de prensa de la Casa Blanca.

A principios de esta semana, el fiscal general William Barr le dijo a la AP que los fiscales estadounidenses y el FBI habían investigado las acusaciones de irregularidades electorales y no habían encontrado evidencia de un fraude electoral generalizado que cambiara el resultado de las elecciones.

El rol de los enlaces

La administración Trump ha estado trabajando para que los enlaces reporten directamente a la Casa Blanca en lugar de a las agencias en las que trabajan. En toda la administración, ha habido preocupaciones de que los enlaces estaban socavando el trabajo no solo de los funcionarios de carrera, sino también de los propios cargos políticos de Trump.

Poco después de las elecciones, la Oficina de Personal Presidencial (PPO, por sus siglas en inglés) también había dado instrucciones a los enlaces para que despidieran a los designados políticos que estuvieran buscando trabajo, mientras que Trump se negaba a aceptar los resultados de las elecciones. El mandato de Trump termina al mediodía del 20 de enero. Varios miles de personas políticamente nombradas en todo el gobierno verán terminar sus trabajos para esa fecha.

La oficina de personal de la Casa Blanca ha estado dirigida por el ex asistente personal de Trump, John McEntee, quien ha renovado el impulso de Trump para librar a la administración de aquellos considerados “desleales” al presidente.

En septiembre, el secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Ben Carson, hizo público inadvertidamente su enfado con McEntee cuando las cámaras capturaron la escritura en el reverso de una página que estaba consultando durante un discurso.

En una referencia a la Oficina de Personal Presidencial de la Casa Blanca, las notas de Carson decían: “No estoy contento con la forma en que la PPO está manejando mi agencia”. Es un sentimiento que se ha compartido en todo el gobierno.

Stirrup se desempeñó anteriormente como directora interina de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados y también fue enlace adjunta de la Casa Blanca en el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

AP