EE.UU. sobrepasa las 250.000 muertes por coronavirus en medio de aumento de casos

Ciudad de Chelsea, Massachusetts, U.S., May0 11, 2020. REUTERS/Brian Snyder

Estados Unidos sobrepasó las 250.000 muertes por coronavirus y los nuevos casos siguen aumentando en muchas partes del país.

La ciudad de Nueva York anunció el miércoles el cierre de su sistema escolar, el mayor de la nación, después de registrar una tasa de positividad a COVID-19 de más del 3% por séptimo día consecutivo.

“Tenemos que combatir la segunda ola de COVID-19”, dijo por Twitter el alcalde Bill de Blasio.

Las clases en persona se reanudaron en Nueva York a finales de septiembre y principios de octubre, cuando la tasa de positividad en siete día se mantuvo por debajo del 2%.

Otras grandes ciudades como Boston y Detroit han tomado medidas para suspender las clases en persona en sus escuelas.

Estados unidos acumula más de 11,5 millones de casos confirmados de coronavirus desde que comenzó la pandemia en marzo pasado.

La actual ola de infecciones está incrementando esa cifra a un ritmo acelerado, con un promedio de 160.000 nuevos casos diarios en la última semana. Es el triple de los casos diarios que se estaban registrando en Estados Unidos hace un mes. Y 1.100 personas están muriendo cada día.

Los trabajadores de la salud están lidiando también con un número récord de pacientes hospitalizados.

El repunte ha obligado a los líderes en muchos estados a reimponer ciertas restricciones para tratar de frenar la propagación del virus.

Entre los más recientes, el gobernador de Minnesota, Tim Walz, anunció el miércoles el cierre de restaurantes, bares y gimnasios por cuatro semanas, en un estado que está sumando cuatro veces más de infecciones nuevas cada día que a mediados de octubre.

Las autoridades están expresando preocupaciones sobre el próximo feriado del Día de Acción de Gracias, una fecha en que millones de estadounidenses se reúnen con sus familiares y viajan a otras partes del país.

El gobernador de Virginia, Ralph Northam, exhortó a la población a quedarse en sus casas, diciendo que sería “una acción de amor”. También dijo que si la gente decide celebrar con otros deben hacerlo en grupos pequeños y en el exterior.

El secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, alentó a una cautela similar en una audiencia el miércoles.

“Las reuniones en interiores con personas que no viven en su casa es una actividad de alto riesgo para la propagación del virus”, dijo.

Esta semana hubo noticias optimistas de dos farmacéuticas que anunciaron resultados preliminares de que sus vacunas para COVID-19 han reflejado efectividad en las pruebas.

Azar dijo que esas noticias significan que en pocas semanas la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos, FDA, podría autorizar las vacunas y que estarán listas para su distribución.

“Para fines de diciembre esperamos tener unos 40 millones de dosis y esas dos vacunas estarán disponibles para distribución (…) suficientes para vacunar a alrededor de 20 millones de nuestros estadounidenses más vulnerables, y la producción se acelerará después de eso”, dijo Azar.

El gobierno de EE.UU. ha impulsado un programa de desarrollo de la vacuna con la intención de lograr que nadie en el país tenga que pagar de su bolsillo por la inmunización.