Amal Clooney galardonada por su defensa al periodismo

WASHINGTON D.C. – La abogada internacional de derechos humanos Amal Clooney ha representado a algunos de los casos más sonados de libertad de prensa en años recientes. El jueves, la actriz Meryl Streep le entregó a Clooney un premio en reconocimiento por su labor.

Amal Clooney recibió el Premio Gwen Ifill de Libertad de Prensa, junto a periodistas de Bangladesh, Irán, Nigeria y Rusia, que recibieron el Premio Internacional a la Libertad de Prensa 2020 del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

Como parte de la gala, que fue realizada virtualmente por la pandemia y transmitida por internet en Estados Unidos y otros países, María Ressa, de la página de internet de Filipinas, Rapple, entrevistó a Clooney sobre su trabajo, que incluyó representar a Ressa en una serie de casos por supuesta difamación.

“(La entrevista es) realmente una asombrosa mezcla de lo personal y lo profesional, y realmente ves la excelencia de María Ressa al trabajar en esta entrevista. Y ves a Amal por lo compasiva, cuidadosa, abogada y persona justa y amiga que ella es para la gente que protege y defiende como abogada de derechos humanos”, dijo el director de CPJ, Courtney Radsch a la Voz de América.

Nigeria

Los honrados con el Premio Internacional a la Libertad de Prensa 2020 fueron Dapo Olorunyomi, de Nigeria;  Shahidul Alam, de Bangladesh; Mohammad Mosaed, de Irán; y Svetlana Prokopyeva, de Rusia. Todos han afrontado acoso, acciones legales o ataques por su labor.

Olorunyomi, co-fundador del Premium Times, de Nigeria, dijo que los medios están trabajando en un ambiente más restricto. Ha sido arrestado en dos ocasiones por su periodismo y le dijo a la VOA que él ve una falta de acceso a la información y leyes restrictivas como los más grandes retos para el periodismo.

“Tenemos unas 28 leyes restrictivas y estatutos que hacen el trabajo del periodismo muy difícil”, dijo. “Tenemos algunas de estas realmente locas leyes que criminalizan el periodismo”.

Una de esas leyes es la Ley Nigeriana de Crimen Cibernético, con la cual han sido arrestados varios periodistas en la nación africana.

Bangladesh

Leyes que involucran el uso de medios electrónicos y noticias falsas son también un problema en Bangladesh.

Alam, co-fundador del Instituto Pathshala de Medios y la Librería Fotográfica Drik, ha sido encarcelado bajo la Ley de Comunicación y Tecnología del país, así como físicamente atacado por su labor.

El fotoperiodista dice que la libertad de prensa en su país ha decaído.

“Estábamos bajo un régimen militar en un punto. Eso es cuando yo tenía una pistola cargada apuntada a mi cabeza. Cuando vino la democracia, pensamos que las cosas cambiarían. Pero esto es lo peor que jamás había ocurrido. Creo que vivimos en un ambiente de miedo”, dijo Alam.

El respaldo del público a los medios incentiva a los periodistas a continuar con su trabajo, dijo Alam.

“El hecho que hay personas apoyándote. El hecho que sientes que lo que estás haciendo es por el bien común, es la alimentación que necesitamos”, afirmó.

De Jessica Jerreat