El FBI vincula al atacante de familia de jueza en Nueva Jersey con otro crimen en California

El FBI anunció el miércoles que  tiene evidencias de que el presunto asesino del hijo de la jueza de distrito en Nueva Jersey, Roy Den Hollander, está vinculado a otro asesinato en San Bernardino, California.

“A medida que el FBI continúa la investigación del ataque en la casa de la jueza de la Corte de Distrito de Estados Unidos, Esther Salas, ahora estamos comprometidos con la Oficina del Alguacil de San Bernardino, California, y tenemos evidencia que vincula el asesinato de Marc Angelucci con el sujeto [de investigación] del FBI en Newark, Roy Den Hollander”, informó el FBI en un tuit.

Medios locales informaron que el esposo de la jueza Salas, Mark Anderl, un abogado defensor penal, abrió la puerta el domingo por la noche al perpetrador, quien estaba vestido como un repartidor de FedEx. Anderl recibió varios disparos, pero se encuentra estable después de ser sometido a una cirugía. Su hijo, Daniel, recibió un disparo en el corazón y murió.

Hollander era un abogado autodenominado anti-feminista. Fue hallado muerto el lunes en Newark, Nueva York.

La muerte de Angelucci, un exasociado de Hollander en la causa de la Coalición Nacional para Hombres (NCFM, por sus siglas en inglés) ocurrió el 11 de julio.