Agentes federales comenzarán retiro de Portland

LOUISVILLE, KY – MAY 29: Police in riot gear stand in formation during protests on May 29, 2020 in Louisville, Kentucky. Protests have erupted after recent police-related incidents resulting in the deaths of African-Americans Breonna Taylor in Louisville and George Floyd in Minneapolis, Minnesota. (Photo by Brett Carlsen/Getty Images)

La gobernadora del noroccidental estado de Oregon, Kate Brown, dijo que los agentes federales comenzarían a abandonar la ciudad de Portland el jueves después de un acuerdo entre funcionarios locales y federales.

El gobierno federal dijo que el despliegue a Portland era necesario para restablecer el orden y culpó a los líderes locales por permitir las protestas en curso que según indicó estaban en peligro la propiedad federal, incluido un juzgado.

Brown estuvo entre los líderes que criticaron la presencia de los agentes federales y dijo el miércoles que “actuaron como una fuerza de ocupación y trajeron violencia”.

El alcalde de Portland, Ted Wheeler, dijo que “su presencia ha llevado a un aumento de la violencia y el vandalismo en el centro de nuestra ciudad”.

Chad Wolf, secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, no dio un cronograma sobre el retiro, pero dijo que las fuerzas del orden público estatales y locales comenzarían a hacerse cargo de la seguridad de las calles y propiedades alrededor de las propiedades federales.

“El Departamento continuará manteniendo a nuestro personal de policía federal actual y aumentado en Portland hasta que tengamos la seguridad de que el Palacio de Justicia Federal de Hatfield y otras propiedades federales ya no serán atacadas y que la sede de la justicia en Portland seguirá siendo segura. Esta ha sido nuestra misión y objetivo desde que comenzó la actividad violenta y criminal”, dijo Wolf.

A demonstrator carries a peace sign as federal agents retreat during a Black Lives Matter protest at the Mark O. Hatfield…
Un manifestante lleva un signo de la paz cuando agentes federales se retiran durante una protesta de Black Lives Matter en el Palacio de Justicia Federal Mark O. Hatfield el miércoles 29 de julio de 2020, en Portland, Oregon, EE.UU.

Las fuerzas federales fueron enviadas a la ciudad más grande de Oregón para proteger la corte federal después de semanas de manifestaciones, algunas violentas, tras la muerte de George Floyd bajo custodia policial en Minneapolis.

Con el tiempo, las protestas se intensificaron con algunos manifestantes apuntando al tribunal con rocas, fuegos artificiales y punteros láser. Los agentes federales respondieron con gases lacrimógenos, cachiporras y arrestos.

El gobierno federal ha anunciado que enviará agentes federales a las ciudades de Cleveland, Detroit y Milwaukee como parte de un esfuerzo para combatir las oleadas de delitos violentos. Ese programa ya ha involucrado el envío de agentes a Chicago, Kansas City, Missouri; y Albuquerque, Nuevo México, este mes.

Los líderes en algunas ciudades se han opuesto a la presencia federal, señalando el ejemplo de Portland, mientras que otros les han dado la bienvenida en asociación con su policía local.

El alcalde de Cleveland, Frank Jackson, dijo el miércoles que su ciudad ha visto un aumento en los delitos violentos, en particular con armas de fuego, “y necesitamos la ayuda de nuestros socios federales para ayudarnos a controlarlo”.

El alcalde de Detroit, Mike Duggan, dijo que su ciudad no solicitó la ayuda federal, pero que la policía de Detroit está lista para continuar trabajando con los agentes para hacer cumplir las leyes federales contra el tráfico de armas y la violencia de pandillas.

Los líderes locales y estatales tomaron una posición similar con respecto a Milwaukee, con miembros del Congreso, el gobernador de Wisconsin y el alcalde de la ciudad enviando una carta conjunta en busca de mayor claridad sobre la duración del despliegue, cuántos agentes estarían involucrados, qué medidas de responsabilidad existen y quién es responsable de supervisar sus acciones.