Se derrumba ventas de taquillas de cine

Las personas que quieren desconectarse de la pandemia asisten a desiertas salas de cine. Pero a[un ah[i deben respetar la reglas de los seis pies de distancia.

LOS ANGELES, CALIFORNIA — Gran parte de la vida pública en los Estados Unidos se paralizó. Cerraron parques temáticos, Broadway apagó sus luces, y prácticamente todas las películas y programas de televisión de Hollywood detuvieron sus producciones ante el acelerado avance del coronavirus por América del Norte.

La industria del entretenimiento, sector que depende de la experiencia comunitaria, se ha mostrado reacia a cerrar por completo sus puertas ante la crisis de salud pública.

Antes del viernes, los temores al coronavirus no parecían afectar la emisión de películas. Pero los resultados de la taquilla muestran que una cantidad significativamente menor de personas acudió a sus cines locales.

La venta de boletos en América del Norte se derrumbó a mínimos de más de dos décadas, generando aproximadamente 55,3 millones de dólares entre el viernes y el domingo.

Sólo una película, “Unidos” de Disney-Pixar, ganó más de 10 millones de dólares el fin de semana pasada.

La fuerte disminución recortó la taquilla del año hasta la fecha casi un 9%, según Comscore.

Inevitablemente, los ingresos nacionales se desplomarían este fin de semana porque AMC y Regal, dos de las cadenas de cines más grandes, y varios otros circuitos como Alamo Drafthouse y Arclight, redujeron la capacidad en auditorios individuales en un 50%.

La reducción de la cantidad de entradas vendidas de cine ayudó a los multiplex a cumplir con las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de “distanciamiento social”. Los teatros también mantuvieron espacio entre filas y asientos.

En total, las bajas ventas de entradas fueron una combinación de audiencias que se quedaron en casa y teatros que limitaron la capacidad de asientos.

AP