Expertos señalan cinco razones por las que EE.UU. falló al responder al coronavirus

La Universidad Johns Hopkins ha evaluado la gestión de las autoridades estadounidenses al enfrentar la pandemia COVID-19 y la ha catalogado de fallida.

Numerosas voces han criticado a la Administración por la lentitud en su respuesta a la pandemia, algo que ha sido rechazado por el presidente Donald Trump, quien se aferra a su decisión hace semanas de cerrar las fronteras, que en su momento fue tildada de precipitada por la comunidad internacional.

MIAMI, EE.UU. — Auténtica abanderada de las instituciones que han compilado datos sobre el coronavirus, la Universidad Johns Hopkins ha enumerado los cinco motivos por los que Estados Unidos, según considera, “ha fallado en la respuesta a la COVID-19”.

1) Retrasos en las pruebas generalizadas.

2) Incapacidad para contener la propagación de la COVID-19.

3) Falta de suministros y equipos esenciales.

4) Mensajes inconsistentes e inexactos acerca del nuevo coronavirus.

5) Falta de coordinación entre las agencias federales y estatales.

Según la institución, aunque el 20 de enero se identificaron los primeros casos de la COVID-19 tanto en EE.UU. como en Corea del Sur, mientras que el país asiático comenzó a evaluar rápidamente a 10.000 personas por día y a aislar a los infectados, el norteamericano tardó demasiado en comenzar a realizar las pruebas.

“La gravedad de la amenaza y la importancia de contenerla deberían haberse comunicado de manera temprana y clara”, dice Sandra C. Quinn, presidenta del Departamento de Salud de la Familia en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Maryland.

“Necesitamos estar escuchando y hablar de manera contundente mezclada con empatía”, añade, antes de concluir: “Escuchamos eso de algunos de nuestros gobernadores, pero no de la Casa Blanca”.

Los Centros para el Control y prevención de las Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) rechazaron practicar una prueba creada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en su lugar crearon su propia prueba, que resultó ser defectuosa y causó la pérdida de un valioso tiempo, apunta la institución.

El acceso a las pruebas sigue siendo limitado en la mayoría de las áreas, ha resumido la Universidad Johns Hopkins, que se ha convertido en toda una referencia estos días por publicar, minuto a minuto, las cifras de contagios y muertos por la COVID-19 en todo el mundo.

Este viernes el presidente Trump recomendó seguir las indicaciones de los CDC de usar máscaras para prevenir el contagio, aunque especificó que no es obligatorio y que él no la usará, por lo menos en la Casa Blanca. ?

Lea además: Casa Blanca promueve uso de máscaras faciales para combatir el coronavirus