UE blindará empresas estratégicas ante intereses hostiles en medio de pandemia

Tres banderas de la UE ondean frente a la sede de la Comisión Europea, en Bruselas, el pasado 19 de febrero de 2020.

La medida surgiría después de que salieran a la luz informaciones que apuntaban que EE.UU. intentó hacerse con una empresa farmacéutica alemana con el propósito asegurarse el monopolio de una posible cura para el coronavirus.BRUSELAS — 

Los líderes de la Unión Europea respaldarán el jueves un plan para defender a las empresas sanitarias y de infraestructuras, así como de otros sectores considerados estratégicos, ante un posible intento de adquisición hostil por parte de naciones extranjeras, según informes oficiales.

Las compañías que cotizan en bolsa en todo el mundo se han convertido en blancos más fáciles a medida que los precios de las acciones se han derrumbado durante la crisis del coronavirus; un momento en que los fabricantes de vacunas y otras empresas se han convertido en actores clave en la lucha contra el virus.

Está previsto que este jueves, en una videoconferencia a partir de las 15:00 GMT, los líderes de los 27 Estados de la UE acuerden tomar “todas las medidas necesarias para proteger los activos estratégicos y la tecnología de inversiones extranjeras que podrían amenazar objetivos legítimos de política pública”, según el proyecto de conclusiones de la convocatoria .

La Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, emitió directrices el miércoles para impulsar las defensas nacionales contra las adquisiciones.

“Como en cualquier crisis, cuando nuestros activos industriales y corporativos pueden estar bajo estrés, necesitamos proteger nuestra seguridad y soberanía económica”, dijo la presidenta de la comisión, Ursula von der Leyen.

Entre las empresas que deberían disfrutar de salvaguardas especiales se encuentran aquellas activas en salud, biotecnología, investigación médica e “infraestructuras que son esenciales para nuestra seguridad y orden público”, dijo la comisión.

Bruselas prometió 80 millones de euros (88 millones de dólares) la semana pasada a CureVac una empresa de biotecnología, con sede en Alemania, que, según el ejecutivo de la UE, habría desarrollado una nueva tecnología que podría reducir los costos de las vacunas y proporcionar una respuesta rápida a COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

La medida siguió a los informes de que la administración de EE.UU. estaba analizando cómo podría obtener acceso a la posible vacuna desarrollada por CureVac.

Reuters