Estímulo económico estadounidense genera recuperación de acciones

El piso de la Bolsa de Valores de Nueva York, cerrada indefinidamente por el brote de COVID-19, la enfermedad del coronavirus. Marzo 20 de 2020. Las operaciones se están realizando en línea.

Las acciones subieron a nivel mundial un 11 por ciento. Y es que el paquete de estímulo de unos 2 billones de dólares inspiró confianza que se tradujo en una recuperación en los mercados mundiales, golpeados por la debacle del coronavirus.NUEVA YORK — 

Un repunte de las acciones mundiales alcanzaba casi un 11 por ciento el miércoles y las materias primas también se beneficiaban, ya que los mercados financieros golpeados por la debacle del coronavirus se animaron con el acuerdo logrado en Estados Unidos para inyectar estímulos económicos por 2 billones de dólares.

La esperanza de que la devastación causada por la epidemia de coronavirus pueda ser mitigada daba a los principales índices bursátiles su primera serie de ganancias consecutivas en un mes, mientras las mediciones de volatilidad en los mercados tomaban distancia de los peores momentos de la crisis.

Las principales bolsas europeas en Londres, Fráncfort y París abrieron con alzas de entre 4 y 5 por ciento, luego de que el referencial Nikkei de Tokio subiera casi 7 por ciento tras los fuertes avances de Wall Street el día anterior.

El martes, el Promedio Industrial Dow Jones trepó un 11 por ciento en su mayor alza diaria porcentual desde 1933, mientras que el S&P 500 ganó un 9,4 por ciento, en una de sus mejores diez sesiones desde que empezaron a tomarse los registros en 1927.

“Se han tomado los pasos correctos pero lo que principalmente mueve al mercado en este momento es la confianza”, dijo Chris Dyer, director de activos globales en el gestor de fondos Eaton Vance.

El paquete de estímulos de Estados Unidos, por un valor de 2 billones de dólares, debería incluir 500.000 millones de dólares en pagos directos a personas y 500.000 millones de dólares en asistencia de liquidez.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se mantuvo confiado en que la economía retomaría su actividad normal hacia mediados de abril, aunque se encontró con el escepticismo inmediato en vista de que el ritmo de aumento de infecciones en el país es ahora uno de los más altos del mundo.

En particular, el centro financiero de Nueva York sufrió otro fuerte incremento en casos de coronavirus, lo que agudizó la preocupación en torno a una escasez de capacidad en los hospitales.

En los mercados cambiarios, el dólar retrocedía por tercera sesión consecutiva, ya que las búsquedas aceleradas de liquidez se calmaban nuevamente con el gigantesco paquete de estímulos acordado en Washington.

El euro cotizaba con un avance de 0,4 por ciento a 1,0835 dólares, en su cuarto día seguido de ganancias. Mientras los operadores se separaban tímidamente de activos más seguros, el yen cedía a 111,34 unidades por dólar, quedando muy cerca de mínimos de un mes.

Los mercados de bonos también parecían más aliviados. Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años se situaban en 0,86 por ciento, mientras que los retornos de su par alemán subía 1 punto base a -0,31 por ciento.

En Italia, que sigue siendo el epicentro de la epidemia en Europa, los costos de endeudamiento de Roma a 10 años operaban estables en 1,59 por ciento, casi la mitad del máximo alcanzado la semana pasada de 3,01 por ciento.