Tribunal venezolano difiere juicio de los “6 de CITGO”

Varios funcionarios del alto rango del gobierno de Donald Trump, incluyendo el vicepresidente Mike Pence, se han pronunciado sobre el caso, exigiendo su liberación.

CARACAS, VENEZUELA — Este lunes 2 de diciembre fue diferido en tribunales venezolanos el inicio de juicio de seis exejecutivos de CITGO, la filial estadounidense de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), encarcelados hace dos años en Caracas.

La información fue confirmada a la por familiares de Tomeu Vadell, exjefe de refinación, y su abogado en Caracas, Jesús Loreto. Aún no hay una nueva fecha para el juicio.

Loreto explicó a  la audiencia de apertura de juicio fue diferida “erróneamente” por el tribunal, “ante la ausencia de los representantes de Pdvsa”, considerada en esta causa como “la víctima” del supuesto delito.

Sin embargo, el abogado indica que, primero, la estatal no es parte del proceso, y, segundo, que la ley establece que no se puede paralizar el proceso si faltase la víctima.

Los ejecutivos de la petrolera, conocidos como “Los 6 de CITGO” fueron detenidos en noviembre de 2017 acusados de haber llevado a cabo una propuesta para refinanciar 4 mil millones de dólares en bonos CITGO ofreciendo un 50% de la compañía como colateral.

El estado venezolano les imputa de cinco delitos, entre ellos malversación de fondos y asociación para delinquir. En junio de este año, un juez decidió admitir todas las acusaciones, ordenó iniciar el juicio y mantener la medida de privativa de libertad contra los seis.

Loreto afirmó que en esta causa se han violado “con descaro” tres derechos constitucionales y humanos: el derecho a la libertad personal, el de presunción de inocencia, y el de debido proceso.

“Ninguna persona puede pasar más de 2 años detenidos sin ser juzgado”, agregó, explicando que así lo establece las leyes venezolanas, que, además, indican que la fiscalía debió haberlos liberado.

Los familiares de Tomeu Vadell han expresado su preocupación por su estado de salud y el retardo procesal de su caso. Loreto afirmó también que José Pereira, otro de los ex directivos detenidos, “tiene una situación de salud bastante comprometida”, al asegurar que tiene serias dificultades para caminar.

El abogado aseguró que los ex directivos recibieron la noticia con “frustración”, pero convencidos de que se trata de se trata de “un montaje”. Explicó que el siguiente paso es impugnar el diferimiento de la audiencia, “lo reclamamos el día de hoy” y, cuando sea establecida la fecha, “lo vamos a impugnar”, pues se está dilatando el proceso indebidamente.

Varios funcionarios del alto rango del gobierno de Donald Trump, incluyendo el vicepresidente Mike Pence, se han pronunciado sobre el caso, exigiendo su liberación.

De Luisana Solano & Alejandra Arredondo . Tomada de La Voz de America