Pompeo: “La salida de Maduro mucho más cerca de lo que pensamos”

El secretario de Estado, Mike Pompeo, pronunció un discurso sobre América Latina el lunes 2 de diciembre de 2019.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, criticó este lunes a Cuba y Venezuela en un discurso en que dijo que en este momento hay más cooperación democrática en el hemisferio occidental que nunca antes en la historia y que Estados Unidos forma parte de eso y lo respalda.

“Sabemos que Cuba y Venezuela han tratado de secuestrar las protestas legítimas en países de la región para sus propios fines ideológicos, algo que esas naciones no han tolerado”, dijo.

Pompeo pronunció un discurso sobre “El realismo diplomático, mesura y respeto en América Latina” en la Universidad de Louisville, en Louisville, Kentucky.

El secretario de Estado en su discurso se mostró optimista al asegurar que la salida del presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, “está al alcace ” y “más cerca”.

El secretario de Estado hizo un esbozo de lo que llamó “la gran visión de la administración Trump para la política exterior de Estados Unidos” y dijo que las decisiones se hacen “basadas en los mismos principios de los padres fundadores”.

América Latina, señaló ha visto algo remarcable en los últimos años; muchas naciones hicieron un giro brusco hacia la democracia, el capitalismo y el buen gobierno, alejándose de las dictaduras, el socialismo y la corrupción.

Sin embargo, dijo que en Venezuela, el “régimen” del presidente en disputa, Nicolás Maduro “se ha negado a honrar el deseo democrático del pueblo venezolano y su presidente interino legítimo, Juan Guaidó”.

“Miles de agentes de inteligencia cubanos son el soporte vital de régimen de Maduro”, dijo Pompeo.

“Así que hemos echado atrás algunos de los acercamientos con Cuba aplicando nuevas sanciones. Reconocemos que el acercamiento no mejoró el historial de derechos humanos del régimen cubano ni impidió que interfiriera ilegalmente en Venezuela”, añadió.

Pompeo también aplaudió “a los países cuando expulsan a los médicos cubanos de sus fronteras, como Bolivia, Brasil y Ecuador. Estos médicos son individuos con los que el régimen de La Habana trafica al exterior para generarse dinero”.

“Vemos claramente que hay tiranos en nuestro hemisferio y trazamos políticas para confrontarlos, no para calmarlos”, afirmó.

El secretario de Estado pronosticó también la caída de Maduro.

“Desde enero hemos dicho que todas las opciones están sobre la mesa para ayudar al pueblo venezolano a recuperar la democracia y la prosperidad. Pero hemos aprendido de la historia sobre los riesgos de usar la fuerza militar, incluso al servicio de los objetivos correctos”, explicó.

“En su lugar hemos privado a Maduro de sus compinches para ingresos del petróleo que no van al pueblo venezolano, sino a los bolsillos del régimen”, dijo. “Hemos sido drásticos para atacar la capacidad del régimen para traficar drogas, una fuente vital de dinero”.

Además indicó que Estados Unidos ha trabajado con los aliados para recabar el apoyo de 57 naciones para maximizar las presiones políticas y económicas.

“Estoy confiado”, -afirmó-, “en que nuestra meta de la salida de Maduro está al alcance y quizás mucho más cerca de lo que pensamos”.

VOA