EE.UU. dificultará otorgamiento de permisos de trabajo a inmigrantes que hayan entrado ilegalmente en el país

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración duplicará el tiempo de espera para el permiso de trabajo a quienes crucen la frontera ilegalmente.

El gobierno de Estados Unidos propuso este miércoles nuevas restricciones para dificultar a los solicitantes de asilo la posibilidad de trabajar legalmente en el país mientras se tramitan sus casos.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración anunció que la propuesta duplicará a un año el tiempo de espera y prohibirá trabajar en el país a quienes crucen la frontera ilegalmente.

Sin embargo, las autoridades de inmigración también podrían otorgar exenciones en casos individuales si consideran que los solicitantes presentaron una “buena causa” para entrar ilegalmente.

La nueva norma busca desalentar a los inmigrantes que no califican para el asilo de solicitar ese estatus, dijo la agencia.

Ken Cuccinelli, el director interino de la agencia, dijo que la meta es “restablecer la integridad del sistema de asilo y reducir el incentivo a quienes desean solicitar asilo con el único propósito de obtener un permiso de trabajo”.

La propuesta permitirá además a las autoridades de inmigración rechazar una solicitud de asilo o de permiso de trabajo de migrantes que no hayan asistido a citaciones relacionadas con sus casos.

La agencia dijo que recibirá comentarios del público sobre la propuesta hasta el 13 de enero.

Se espera una oposición al plan de parte de abogados y ex jueces de inmigración que han señalado que errores administrativos y falta de información son preocupaciones comunes en el sistema de inmigración de Estados Unidos.