Pompeo viaja a Kuwait, Israel y Líbano

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, inició este martes un viaje de cinco días por el Medio Oriente que lo llevará a Kuwait, Israel y el Líbano para reforzar las relaciones y la cooperación en materia de seguridad y economía.

Así lo anunció el Departamento de Estado en un comunicado, donde además detallan que Pompeo participará en una serie de reuniones bilaterales de alto nivel, además de asistir al Diálogo Estratégico de Estados Unidos y Kuwait y la reunión trilateral de jefes de Estado de Israel, Grecia y Chipre.

En el texto, reafirman su compromiso de fortalecer estas relaciones y aseguran que son críticas para la “seguridad, estabilidad, y prosperidad económica regional”.

“Estas relaciones permiten el logro de objetivos compartidos, incluyendo el contraterrorismo, expansión del comercio y la inversión, protección de los suministros globales de energía, y fomentar la tolerancia religiosa y libertad en la región”, señalan.

En cada parada del viaje, detalla el comunicado, Pompeo alentará a los líderes a exponer las actividades de Irán y “detener las acciones corruptas y desestabilizadoras del régimen”.

Sin embargo, un detalle que llamó la atención de los medios es que el secretario de Estado no planea conversar sobre los esfuerzos de la administración del presidente Donald Trump para llegar a un acuerdo con el conflicto entre Israel y Palestina, donde incluso está involucrado el asesor de la Casa Blanca y yerno del presidente, Jared Kushner.

“Queremos desesperadamente una buena solución”, aseguró Pompeo a los reporteros antes de que su avión aterrizara en Kuwait, primera parada del viaje. “El Sr. Kushner está trabajando en el plan de paz para el Medio Oriente. Habrá un momento indicado cuando nosotros introduzcamos piezas más grandes de eso”, agregó.

El itinerario de Pompeo en Israel no incluye la participación de funcionarios palestinos y se da semanas antes de una elección nacional en Israel.

“Voy a Israel por la importancia de la relación que tenemos (…) Los líderes de ambos países cambiarán con el tiempo. Esa relación importa sin importar quienes sean los líderes”, indicó Pompeo.

En el lado Palestino, han asegurado que sus relaciones políticas con la administración estadounidense “están rotas” tras la decisión de EE.UU. de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

Pompeo regresa el próximo sábado 23 de marzo.

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit