Gazprombank congela cuentas de PDVSA, dice fuente

MOSCÚ —  El prestamista ruso Gazprombank decidió congelar las cuentas de la petrolera estatal venezolana PDVSA y suspendió las transacciones con la firma para reducir el riesgo de que el banco caiga bajo las sanciones estadounidenses, dijo el domingo a Reuters una fuente de Gazprombank.

Si bien muchas empresas extranjeras han estado reduciendo su exposición a PDVSA desde que se impusieron las sanciones, el hecho de que un prestamista estrechamente alineado con el estado ruso siga su ejemplo es significativo porque el Kremlin ha estado entre los partidarios más fieles del presidente venezolano Nicolas Maduro.

“Las cuentas de PDVSA están actualmente congeladas. Como entenderá, las operaciones no se pueden llevar a cabo”, dijo la fuente. Gazprombank no respondió a una solicitud de Reuters de un comentario.

Reuters informó este mes que PDVSA les estaba diciendo a los clientes sobre sus empresas conjuntas que depositen las ganancias de las ventas de petróleo en sus cuentas de Gazprombank, de acuerdo con las fuentes y un documento interno, en un intento de tratar de ignorar las nuevas sanciones de EE.UU. a PDVSA.

Washington dice que las sanciones, impuestas el 28 de enero, apuntan a bloquear el acceso de Maduro a los ingresos petroleros del país luego de que el líder opositor Juan Guaido se proclamara presidente interino y recibiera un amplio apoyo occidental.

Gazprombank es el tercer mayor prestamista de Rusia por activos e incluye entre sus accionistas a la compañía estatal de gas rusa Gazprom.

El banco ha mantenido las cuentas de PDVSA durante varios años. En 2013, PDVSA dijo que firmó un acuerdo con Gazprombank por $ 1 mil millones en financiamiento para la compañía Petrozamora. La fuente dijo que las cuentas de Petrozamora también estaban congeladas.

Los funcionarios rusos han dicho que defienden a Maduro y han condenado las acciones de oposición como una estratagema inspirada por los Estados Unidos para usurpar el poder en Caracas.

Pero las empresas rusas se encuentran en un dilema, atrapadas entre el deseo de respaldar la línea del Kremlin y a Maduro, y el temor de que al hacerlo puedan exponerse a sanciones secundarias de Estados Unidos que perjudicarían sus negocios.

Reuters

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit