Líderes del mundo se reúnen en Polonia en cumbre climática de la ONU

Asamblea General de las Naciones Unidas, María Fernanda Espinosa Garces

La presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas, María Fernanda Espinosa Garces, habla durante la apertura de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP24 2018 en Katowice, Polonia, el lunes 3 de diciembre de 2018.

La presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas, María Fernanda Espinosa Garces, habla durante la apertura de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP24 2018 en Katowice, Polonia, el lunes 3 de diciembre de 2018.


 

Con el apuro de hacer frente a los devastadores desastres climáticos en todo el mundo, líderes del planeta se reúnen desde el lunes en Polonia en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP24 2018), para buscar maneras de combatir el cambio climático que está afectando al planeta.

El evento que se extenderá hasta el próximo 13 de diciembre tendrá a mandatarios de países más amenzados por las catástrofes climáticas reclamando acciones urgentes.

La reunión es vista como la más importante desde el histórico acuerdo de París de 2015. Sin embargo no es claro si el evento conseguirá accionar un cambio en momentos en que los representantes de algunos de los países más poderosos y de los mayores contaminadores del mundo no parecen entusiasmados.

Estados Unidos, por ejemplo, ha dicho que abandonará el programa de la ONU y no se espera que China envíe a Polonia a sus principales políticos.

Las conversaciones técnicas empezaron el domingo, un día antes de lo previsto, con delegados de casi 200 países discutiendo sobre cómo implementar las amplias promesas del acuerdo de París para alejarse de los combustibles fósiles.

Los organizadores dijeron que esperan que esta 24 conferencia de la ONU sobre el clima ultime las normas de aplicación del acuerdo de París, según un comunicado.

La reunión que se celebra en la ciudad polaca de Katowice deberá determinar entre otros asuntos la forma en que los gobiernos reportarán sobre sus gestiones para reducir la emisión de gases y mantener el calentamiento planetario por debajo de los 2 grados centígrados (3,6 grados Fahrenheit), como estipula el Acuerdo de París.

Los delegados han dicho que los principales problemas serán previsiblemente las finanzas y el nivel de escrutinio asociado con el control de las emisiones individuales de las naciones.

Polonia, -país anfitrión que sigue comprometido con el combustible fósil más contaminante como es el carbón-, aboga por una “transición justa” para permitir que las comunidades que dependen de los combustibles fósiles cambien su estilo de vida.

Otros gobiernos reclaman que la declaración debe incluir todo lo vinculado a la transición a fuentes de energía más renovables.

Una manifestante sostiene un cartel que dice "El clima primero, luego la política", durante una marcha en Bruselas el domingo 2 de diciembre de 2018.
Una manifestante sostiene un cartel que dice “El clima primero, luego la política”, durante una marcha en Bruselas el domingo 2 de diciembre de 2018.

Países del Sur

La ONU busca recaudar 100.000 millones de dólares cada año a partir de 2020 para una acción climática. Para dar impulso, el Grupo del Banco Mundial dijo el lunes que proporcionaría otros 200.000 millones de dólares en cinco años a partir del inicio de la próxima década.

Los países del Sur esperan que la comunidad internacional amplifique sus objetivos de reducción de gases con efecto invernadero.

“El grupo de los PMA (Países Menos Avanzados) representa casi mil millones de personas. Ellas son las menos responsables del cambio climático pero (son) las más vulnerables a sus consecuencias”, dijo a la agencia AFP el presidente de la delegación de PMA, el etíope Gebru Jember Endalew.

El funcionario dijo además que se necesitarán “billones de dólares” para financiar esas políticas.

Los observadores temen que aspectos como el reiterado rechazo del presidente estadounidense Donald Trump al Acuerdo de París no sean propicios para que la cumbre de Polonia avance hacia nuevos compromisos.

A salvar el planeta llamaron manifestantes en Bruselas el domingo 2 de diciembre de 2018.
A salvar el planeta llamaron manifestantes en Bruselas el domingo 2 de diciembre de 2018.

VOA

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit