Militantes de Gaza aceptan el alto el fuego

Gaza

El brazo armado de Hamas amenazó con intensificar sus ataques hacia las localidades israelíes de continuar la ofensiva.

Un niño palestino está de pie, junto a los escombros del edificio de la estación de televisión Al-Aqsa de Hamas.


 

Hamas y otros grupos militantes de Gaza dijeron el martes que han aceptado un alto el fuego mediado por los egipcios luego de lanzar cientos de cohetes contra Israel en las últimas 24 horas y enfrentar una ola de ataques aéreos israelíes.

Israel no comunicó de inmediato si había aceptado un acuerdo para detener el mayor intercambio de disparos con los gobernantes de Hamas en Gaza, desde la guerra de 2014.

Justo una hora antes de que los militantes hicieran su declaración, el Gabinete de Seguridad israelí dijo que había ordenado a los militares “continuar las operaciones según sea necesario”, luego de una reunión de seis horas.

El cese al fuego fue anunciado por un grupo de grupos militantes de Gaza, incluido Hamas, cuyo líder, Ismail Haniyeh, señaló anteriormente que estaba dispuesto a detener la última ronda de combates. Dijo que el grupo militante islámico detendría su lanzamiento de cohetes si Israel detiene sus ataques aéreos.

Los términos del acuerdo parecían ser modestos. Daoud Shehab, un portavoz del grupo militante Jihad islámico, dijo que cada lado promete silencio a cambio de silencio.

Ciudad de GazaInsurgentes de Gaza lanzaron docenas de cohetes hacia el sur de Israel en la madrugada del martes. Un hombre murió en un ataque a un edificio residencial y Hamas advirtió que intensificará sus ataques si Israel sigue bombardeando objetivos en la Franja.

Los ataques transfronterizos, que comenzaron tras un ataque encubierto israelí en Gaza el domingo en la noche, son los más graves desde la guerra que enfrentó a los dos bandos en 2014.

Los mediadores internacionales pidieron contención con la esperanza de evitar una nueva guerra.

Según el ejército israelí, desde el inicio de la actual ofensiva el lunes en la tarde se registraron unos 400 lanzamientos de proyectiles desde Gaza.

Alrededor de 100 de ellos fueron interceptados por el sistema de defensa antiaérea israelí, conocido como Cúpula de Hierro.

Israel atacó más de 100 objetivos vinculados a insurgentes en Gaza, incluyendo la sede de la televisora de Hamas, el grupo insurgente islamista que gobierna Gaza.

Dos palestinos de 20 años perdieron la vida en ataques separados, elevando a seis el número total de fallecidos desde el inicio de las nuevas confrontaciones, dijo el martes el Ministerio de Salud de Gaza. Al menos 25 personas más sufrieron lesiones.

Autoridades médicas israelíes dijeron que un hombre de 48 años fue encontrado muerto en la madrugada del martes bajo los escombros de un edificio alcanzado por un proyectil en la ciudad sureña de Ashkelon.

Familiares en la localidad cisjordana de Halhoul identificaron a la víctima como Mahmoud Abu Usbeh, un obrero palestino que trabajaba en Israel. Estaba casado y tenía seis hijos.

“Todo el mundo en el pueblo está triste. Es la voluntad de Dios y no hay nada que podamos hacer al respecto”, dijo su primo, Jihad Abu Usbeh.

En Israel, al menos 20 personas resultaron heridas, tres de ellas de gravedad, según funcionarios médicos.

El ejército dijo que alcanzó varios objetivos “estratégicos clave” de Hamas, incluyendo complejos militares, puestos de lanzamiento de proyectiles y parte de su vasta red de túneles subterráneos. Otro de los blancos fue un edificio de la Ciudad de Gaza que las fuerzas militares y de inteligencia de Hamas empleaban como almacén de municiones.

El brazo armado de Hamas amenazó con intensificar sus ataques y lanzar proyectiles más al norte, hacia las localidades israelíes de Ashdod y Beersheba, si continúan los ataques aéreos.

El letal ataque en Ashkelon mostró que la ciudad costera “ha entrado en el rango de disparos como respuesta al bombardeo de edificios en Gaza”, dijo el portavoz del brazo militar de Hamas, identificado solo como Abu Obeida, en un comunicado. Ashdod y Beersheba “son los próximos objetivos si el enemigo sigue bombardeando edificios civiles”, agregó el vocero.

Las clases se suspendieron el martes en gran parte del sur de Israel y una elección local se pospuso por la amenaza de nuevos ataques.

En los últimos meses, las dos partes han intensificado varias veces sus choques, pero retrocedieron en favor de una tregua a largo plazo mediada por Egipto.

Sin embargo, el nivel actual de tensión y la fuerte retórica, incluyendo las amenazas de Hamas, podrían complicar que se recupere la calma.
El consejo de seguridad israelí se reunió para discutir los próximos pasos mientras Naciones Unidas, por su parte, pidió calma.

AP

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit