La demócrata Kyrsten Sinema gana el escaño del Senado por Arizona

Kyrsten Sinema estableció uno de los registros más centristas en el grupo demócrata

Kyrsten Sinema estableció uno de los registros más centristas en el grupo demócrata


La demócrata Kyrsten Sinema ganó el lunes el escaño del Senado de Estados Unidos por Arizona en una contienda que fue una de las más observadas en la nación, superando a la representante republicana Martha McSally en la batalla para reemplazar al senador Jeff Flake.

Según USA Today, “Sinema mantuvo su ventaja sobre McSally el lunes, y la aumentó a 1.7 puntos porcentuales, con el (conteo del) último grupo de votos tempranos”.

La legisladora de tres mandatos ganó después de un lento conteo de votos que se prolongó durante casi una semana, después de que los votantes acudieran a las urnas el 6 de noviembre. Será la primera senadora demócrata de su estado en el Congreso de EE.UU., desde 1994. Su victoria consolidó a Arizona como un estado cambiante después de años de dominio republicano.

Sinema se presentó a sí misma como una moderada que trabaja con los rivales para hacer las cosas.

McSally, una ex piloto de la Fuerza Aérea que abrazó las políticas del presidente Donald Trump después de oponerse a él durante las elecciones de 2016, afirmó durante la campaña que las protestas de Sinema contra la guerra, hace 15 años la descalificaban, indicandoo que una protesta equivalía a lo que ella llamó “traición”.

Pero durante sus seis años en el Congreso, Sinema estableció uno de los registros más centristas en el grupo demócrata, y votó por los proyectos de ley respaldados por Trump, más del 60 por ciento del tiempo. Ella respaldó la legislación que incrementa las penas contra las personas en el país que cometen delitos ilegalmente.

Los ataques de McSally contra Sinema se remontan a más de 15 años, cuando Sinema era una portavoz del Partido Verde y activista liberal.

No obstante, este lunes, McSally tuiteó sus felicitaciones a Sinema. “Le deseo mucho éxito”, escribió. “Estoy agradecida con todos los que me apoyaron en este viaje. Me siento inspirada por el espíritu de los arizonenses y los mejores días de nuestro estado nos esperan”.

 

Según el Arizona Republic hay alrededor de 170.000 votos por contabilizar. McSally tendría que ganar esos por casi 23 puntos porcentuales para volver a tomar el liderazgo.

McSally respaldó el recorte de impuestos de Trump, la seguridad fronteriza y la agenda de revocación de la Ley del Cuidado de Salud Asequible, ya que sobrevivió a una primaria de tres pasos en agosto, derrotando a dos retadores conservadores que afirmaron que su apoyo a Trump era falso. McSally también hizo campaña sobre su historial militar y apoyo a las Fuerzas Armadas.

Sinema atacó el liderazgo de McSally en el fallido esfuerzo de revocación de la Ley del Cuidado de Salud Asequible el año pasado como una señal de que no protegería a los residentes de Arizona con condiciones médicas preexistentes. McSally argumentó que protegería a los pacientes, a pesar de su voto en el proyecto de ley que habría eliminado muchas de esas protecciones.

La contienda atrajo más de $90 millones en gastos, incluidos más de $58 millones por grupos externos, según los informes de la Comisión Federal de Elecciones.

Sinema, de 42 años, es licenciada en derecho, fue trabajadora social y activista política en sus 20 años, y se postuló como candidata independiente del Partido Verde para la Cámara Baja de Arizona. Luego, se unió a los demócratas y sirvió varios términos en la legislatura estatal.

Sinema comenzó como uan liberal abierta, pero desarrolló una reputación de compromiso entre sus colegas republicanos, sentando las bases para abordar el centro.

Cuando se creó el noveno Distrito del Congreso, después del censo de 2010, Sinema se postuló para el escaño del área de Phoenix como centrista y ganó las elecciones de 2012.

McSally, de 52 años, fue la primera mujer piloto de la Fuerza Aérea en volar en combate, con aviones de ataque A-10. También fue la primera mujer en comandar un escuadrón de caza, de nuevo en un A-10.

Ella perdió su primera contienda en el segundo distrito del Congreso de Arizona en 2012, cuando fue derrotada por el representante demócrata Ron Barber, quien reemplazó a la representante Gabby Giffords después de que fue herida en un intento de asesinato en 2011. Pero McSally regresó para ganar las elecciones de 2014, superando a Barber por un estrecho margen. Fue reelegida en 2016.

El senador por Arizona, Jeff Flake, un crítico abierto de Trump, anunció en 2017 que no buscaría la reelección, reconociendo que no podía ganar una primaria del Partido Republicano en el clima político actual. Su apoyo a las iniciativas del presidente, sin embargo, fue mixto. Respaldó firmemente el proyecto de ley de reducción de impuestos del año pasado, pero criticó las posiciones de Trump sobre el libre comercio.

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit