Agencias de EE.UU. difieren sobre riesgo de radiación por uso de celulares

Celulares. Un peatón habla por teléfono frente a una fuente en la ciudad de Philadelphia. 11-10-12.

ARCHIVO- Un peatón habla por teléfono frente a una fuente en la ciudad de Philadelphia. 11-10-12.

ARCHIVO- Un peatón habla por teléfono frente a una fuente en la ciudad de Philadelphia. 11-10-12.


Dos agencias del gobierno de los Estados Unidos ofrecieron interpretaciones conflictivas de un estudio de seguridad sobre la radiación de los teléfonos celulares: uno dice que causa cáncer en ratas. El otro, que no hay razón para que el público se preocupe.

La Administración de Alimentos y Medicamentos, que supervisa la seguridad de los teléfonos celulares, no estuvo de acuerdo con la advertencia actualizada. Y “estos hallazgos no deben aplicarse al uso de teléfonos celulares”, dijo el Dr. Jeffrey Shuren, jefe de salud radiológica de la FDA.

Lo más importante es lo que sucede en los humanos, no en las ratas, señaló el Dr. Otis Brawley, director médico de la American Cancer Society.

En un estudio que costó 30 millones de dólares, los científicos pusieron ratas y ratones en cámaras especiales y los bombardearon con ondas de radiofrecuencia, como las emitidas por los teléfonos 2G y 3G más antiguos, nueve horas al día durante dos años, la mayor parte de sus vidas naturales.

En febrero pasado, el Programa Nacional de Toxicología dijo que hubo un pequeño aumento en un tipo inusual de tumor cardíaco en ratas macho, pero no en ratones o ratas hembras. La agencia concluyó que había “alguna evidencia” de un enlace.

El jueves, la agencia actualizó su descripción de esos hallazgos. El aumento del tumor del corazón marcó “clara evidencia” de cáncer en ratas macho, anunció. Hay “alguna evidencia” de cáncer de cerebro.

El cambio se produjo después de que la agencia pidió a expertos externos que analizaran los hallazgos.

“Creemos que el vínculo entre la radiación de radio frecuencia y los tumores en ratas macho es real, y los expertos externos estuvieron de acuerdo”, dijo John Bucher, científico principal de la agencia de toxicología.

La FDA no estuvo de acuerdo y lanzó un comunicado de prensa que aseguraba a los estadounidenses que “décadas de investigación y cientos de estudios” han hecho que la agencia de salud confíe en que los límites actuales de seguridad para la radiación de los teléfonos celulares protegen la salud pública.

Además, la FDA señaló resultados confusos del estudio con roedores, como que las ratas irradiadas vivían más tiempo que las ratas de comparación que no estaban expuestas a los rayos.

Hay una razón por la que dos agencias gubernamentales diferentes se están enfrentando: están haciendo preguntas diferentes, dijo el profesor de salud pública de la Universidad George Washington, George Gray.

Gray, ex jefe científico de la Agencia de Protección Ambiental, dijo que el programa de toxicología examinó cómo la radiación de los teléfonos celulares afectaba los animales.

Al observar lo que significa para los seres humanos, la FDA “aporta más fuentes de información y datos que solo estas pruebas recientes en ratas y ratones”, dijo en un correo electrónico.

 

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit