Trump ataca a LeBron James antes de acto en Ohio

El presidente Donald Trump reiteó su apoyo al asediado candidato republicano al Senado por Alabama Roy Moore.

El presidente Donald Trump participaba de un evento de campaña en Ohio cuando arremetió contra el astro de la NBA, LeBron James.

El presidente Donald Trump participaba de un evento de campaña en Ohio cuando arremetió contra el astro de la NBA, LeBron James.


 

El presidente Donald Trump arremetió contra el superastro de la NBA LeBron James, quien acababa de inaugurar una escuela para niños pobres.

Previo a un acto proselitista el sábado en Ohio, el estado natal de James, ridiculizó la inteligencia de uno los afroamericanos más prominentes del país.

Trump se mofó de James tras una entrevista que el ex astro de los Cavaliers de Cleveland hizo durante la semana con el periodista de CNN Don Lemon, y en la que catalogó al mandatario como alguien que fomenta la división.

Aunque James ha sido un constante crítico de Trump, tildando al presidente como un zángano en un tuit en 2017, el tuit de la noche del viernes fue la primera embestida del presidente hacia el jugador que inauguró la escuela en su natal ciudad de Akron.

En el tuit, Trump dijo que James fue entrevistado “por el hombre más tonto de la televisión”, Lemon, pero que éste “logró que Lebron pareciera inteligente, lo que no es fácil”.

“¡A mí me gusta Mike!”, dijo el presidente al final del tuit, aparentemente al tomar partido por Michael Jordan en el debate sobre si él o James es el mejor jugador de la NBA de todos los tiempos.

James, quien suele criticar a Trump, señaló en la entrevista con Lemon que estudiaría la posibilidad de una candidatura presidencial si pensara que era el único capaz de impedir su reelección.

Trump, quien pasará la noche del sábado en un acto electoral con un político de su Partido Republicano en las afueras de Columbus, fustiga con frecuencia a los medios – a CNN en particular – y rara vez pasa por alto un desaire.

Pero el tuit sobre James, quien fue entrevistado por otro individuo negro, fue interpretado por algunos como un gesto racista y se dio después que Trump calificara a la representante Maxine Waters de California, también de raza negra, de tener un “bajo coeficiente intelectual” durante un acto proselitista en Pennsylvania.

El gobernador de Ohio John Kasich, un republicano que suele criticar a Trump, tuiteó: “En vez de criticar a @KingJames, deberíamos elogiarle por sus obras de caridad y esfuerzos por ayudar a los niños”.

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit