EE.UU. condena represión en Venezuela tras supuesto atentado contra Maduro

Venezuela. Protestas antigubernamentales

El gobierno de EE.UU. reiteró su pedido al gobierno venezolano de liberar de forma inmediata a todos aquellos que estén detenidos arbitrariamente, incluidos los presos políticos.

El gobierno de EE.UU. se unió a la comunidad internacional e instó a la creación de una comisión de expertos independientes para investigar el supuesto atentado contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ocurrido el pasado cuatro de agosto.

El departamento de Estado de EE.UU. condenó la represión y la “violencia política”, por parte del gobierno, tras el incidente y pidió respeto al estado de derecho, actuar con moderación y garantizar la presunción de inocencia de todos los acusados.

Cabe anotar que la respuesta del gobierno de Nicolás Maduro ha sido detener “arbitrariamente” a algunas personas y no seguir el debido proceso. Asimismo, señala el comunicado, se han presentado violaciones de la inmunidad parlamentaria, que está protegida por la Constitución de Venezuela, como en el caso del diputado Juan Requesens, quien se encuentra detenido.

 Descargar 

De igual manera, el gobierno estadounidense condenó el presunto uso de la tortura para obtener confesiones forzadas, en referencia a la confesión que según el ministro de Comunicaciones de Venezuela hiciera el diputado detenido, Juan Requesens y que fue publicada a través de los medios de comunicación.

Según el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, el diputado opositor ha sido acusado de “traición a la patria, homicidio intencional calificado en grado de frustración en perjuicio del presidentede la República Nicolás Maduro Moros con alevosía”.

“Instamos al régimen de Maduro a respetar los derechos humanos de todas las personas detenidas en Venezuela y reiteramos nuestro pedido de que se libere de forma inmediata a todos aquellos que estén detenidos arbitrariamente, incluidos los presos politicos”, señala la portavoz del departamento de Estado, Heather Nauert.

El gobierno de EE.UU. responsabiliza al gobierno venezolano de la situación generalizada de “inestabilidad y sufrimiento” que existe en el país sudamericano.

Del mismo modo, EE.UU. considera que el gobierno del presidente Maduro ha cercenado los derechos fundamentales de millones de venezolanos y ha limitado el acceso a alimentos, atención médica y seguridad básica.

Ante esta situación, el gobierno estadounidense también instó al régimen de Maduro a aceptar la ayuda humanitaria internacional y a implementar políticas para “mitigar la crisis y restablecer las libertades fundamentales” en Venezuela.

El gobierno de EE.UU. aseguró que seguirá trabajando para que Venezuela vuelva a ser un país “libre, próspero y democrático”.

Después de este pronunciamiento, el senador por Florida, Marco Rubio, hizo un señalamiento similar. Conocido por su posición sobre el tema venezolano, utilizó en su cuenta en Twitter para rechazar la detención del diputados Requesens.

“Su cautiverio es una prueba más de que Maduro y sus secuaces quieren callar a sus opositores políticos”, señaló.

VOA

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit