EE.UU. arresta y acusa a mujer de ser agente encubierto de Rusia

María Butina fue arrestada el domingo 15 de julio y acusada de conspiración para actuar como agente no registrada del gobierno ruso.

María Butina fue arrestada el domingo 15 de julio y acusada de conspiración para actuar como agente no registrada del gobierno ruso.

María Butina fue arrestada el domingo 15 de julio y acusada de conspiración para actuar como agente no registrada del gobierno ruso.


 

Fiscales federales en Washington revelaron el lunes que arrestaron a una mujer de 29 años y la acusaron de actuar como agente encubierto de un alto funcionario del Kremlin en EE.UU.

El anuncio del arresto de Maria Butina se produjo horas después de que el presidente Donald Trump se reuniera con el presidente ruso Vladimir Putin y días después de que el consejero especial Robert Mueller acusó a 12 funcionarios de inteligencia rusos de dirigir un extenso hackeo destinado a influir en las elecciones de 2016.

Butina, una ciudadana rusa que ha estado viviendo en los Estados Unidos, fue acusada de conspiración para actuar como agente no registrado del gobierno ruso y de trabajar para infiltrarse en organizaciones políticas estadounidenses, incluida la Asociación Nacional del Rifle (NRA). El cargo fue presentado por el Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia y no parece derivarse de la investigación de Mueller.

Según documentos judiciales, Butina se reunió con políticos y candidatos estadounidenses, asistió a eventos patrocinados por grupos de intereses especiales _incluyendo dos eventos de Desayuno de Oración Nacional _ y organizó cenas de “ amistad y diálogo en Washington con el objetivo de “informar a Moscú” lo que había descubierto.

Los documentos judiciales no nombran al funcionario del Kremlin. La persona es descrita como un miembro de la legislatura rusa que más tarde se convirtió en un alto funcionario del banco central del país. Los fiscales también observan que el funcionario ha sido sancionado por EE.UU.

Butina es una defensora rusa del derecho a portar armas y en 2011 fundó una organización a favor de las armas en ese país, el Right to Bear Arms, que ha estado involucrada en la coordinación en los últimos años entre activistas estadounidenses pro-derechos de armas y sus contrapartes rusos, según han informado medios estadounidenses.

Butina recibió a varios líderes ejecutivos de la NRA y conservadores pro-armas en la reunión anual de su grupo en 2015, según informes en The New York Times, Time y The Daily Beast. Entre los asistentes estuvieron el ex presidente de la NRA David Keene, el agente político conservador Paul Erickson y el ex sheriff del condado de Milwaukee David Clarke, que luego fue un firme partidario de Trump.

AP

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit