Irán prohibe usar apps de mensajería extranjeros

A man works on his cell phone while walking on a sidewalk in downtown Tehran, Iran, Wednesday, April 18, 2018. Iran's presidency has banned all government bodies from using foreign-based messaging apps to communicate with citizens, state media reported Wednesday, after economic protests organized through such apps shook the country earlier this year. (AP Photo/Vahid Salemi)

Un hombre usa su teléfono celular mientras camina por el centro de Teherán, Irán. 18-4-18.

Un hombre usa su teléfono celular mientras camina por el centro de Teherán, Irán. 18-4-18.


 

TEHERÁN, IRÁN -La presidencia de Irán prohibió a todos los organismos gubernamentales el uso de aplicaciones de mensajería con base en el extranjero para comunicarse con los ciudadanos, informaron medios estatales el miércoles, luego de que las protestas económicas organizadas a través de dichas aplicaciones sacudieron al país a principios de este año.

La principal entre esas aplicaciones es Telegram, utilizada por más de 40 millones de iraníes para todo, desde conversaciones benignas hasta comercio y campañas políticas. Los iraníes que usan Telegram, que se describe a sí mismo como un servicio de mensajes encriptados, ayudaron a difundir las protestas en diciembre y enero.

Los canales de Telegram administrados en nombre del líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, y el vicepresidente Eshaq Jahangiri fueron cerrados el miércoles.

Según un informe en el sitio web de la cadena de televisión estatal iraní, la prohibición afecta a todas las instituciones públicas. No está claro si la prohibición se aplica a los funcionarios fuera de su horario de trabajo. El informe no dio detalles sobre las sanciones por violar la prohibición.

El mes pasado, las autoridades dijeron que Irán bloquearía a Telegram por razones de seguridad nacional en respuesta a las protestas, que provocaron la muerte de 25 personas y casi 5 mil detenidos.

Las autoridades cerraron temporalmente Telegram durante las protestas, aunque muchas continuaron teniendo acceso a ellas a través de redes privadas virtuales.

La medida contra Telegram sugiere que Irán podría tratar de introducir su propia versión de la aplicación de mensajería aprobada por el gobierno o “halal”, algo exigido por los partidarios de la línea dura desde hace tiempo. Irán restringe en gran medida el acceso a Internet y bloquea los sitios web de redes sociales como Facebook y Twitter.

Irán ha dicho que las aplicaciones de mensajes extranjeras pueden obtener licencias de las autoridades para operar si transfieren sus bases de datos al país. A los expertos en privacidad les preocupa que pueda exponer con mayor facilidad las comunicaciones privadas de los usuarios al espionaje gubernamental.

Khamenei, sin embargo, ha enfatizado que la privacidad de las personas está prohibida por motivos religiosos.

La decisión de Irán también se produce después de que un tribunal ruso ordenó el viernes el bloqueo de Telegram luego de que la empresa se negó a compartir sus datos de cifrado con las autoridades.

El CEO de Telegram, Pavel Durov, respondió al fallo escribiendo en Twitter: “La privacidad no está a la venta, y los derechos humanos no deberían verse comprometidos por temor o avaricia”.

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit