Inmigrantes venezolanos encuentran albergue en Perú

Inmigrantes venezolanos en Lima, Perú

Según las autoridades peruanas, cada día se incrementa por miles el ingreso de venezolanos a su país. El fenómeno impulsó a un negociante peruano a solidarizarse con aquellos que lo han dejado todo atrás, creando un albergue para los desarraigados. Su iniciativa ya se ha convertido en el llamado barrio “Chamo”.

“Pienso mucho en mi familia.Desde pequeño he tenido esa crianza pues, de no desperdiciar comida, no desperdiciar ni una gota de agua, porque de verdad uno sabe que en Venezuela hay muchas personas que les gustaría, comerse ese poquito de comida que tú dejas a ellos le hace mucha falta”, dijo Suker Alvarado, un venezolano beneficiado por el albergue en San Juan de Lurigancho.

Familias de inmigrantes venezolanos han encontrado un lugar donde vivir en Lima, Perú, gracias a la buena disposición del negociante peruano René Cabaña.
Familias de inmigrantes venezolanos han encontrado un lugar donde vivir en Lima, Perú, gracias a la buena disposición del negociante peruano René Cabaña.

Alvarado, un futbolista de 19 años, -con la voz quebrantada- recordó a su padre y abuelos, quienes siguen viviendo en Acarigua, Estado Portuguesa, de donde salió hace 11 meses. Hoy da su testimonio a la Voz de América desde el patio del Albergue para Venezolanos en San Juan del Lurigancho, donde él y su familia fueron recibidos con los brazos abiertos.

“Nosotros fuimos los primeros albergados por el señor René”, dice Alvarado.

Un refugio para venezolanos abrió sus puertas en San Juan de Lurigancho, en Lima, Perú.
Un refugio para venezolanos abrió sus puertas en San Juan de Lurigancho, en Lima, Perú.

Según las cifras publicadas por la Superintendencia Nacional de Migraciones, a Perú ya han llegado más de 115.000 venezolanos.

Conmovido por la necesidad con la que llegan a su país, René Cabaña, un negociante peruano, creó un albergue. Su iniciativa ya es conocida como el barrio de los Venezolanos, el barrio “Chamo”.

“Me siento orgulloso, pues porque, la verdad, como le dije, empecé esto sin pensar que esto iba a ser tan conocido. Porque una obra de ayuda tiene que ser, mientras menos se escuche, mejor, se supone. Pero, a veces, también uno necesita ayuda de la comunidad, de mi comunidad, de mis paisanos, y también necesito ayuda a nivel internacional, porque una cosa es solventar los gastos como lo vengo haciendo yo para 30-40, otra cosa es solventar los gastos para 90, hemos llegado hasta un récord de 100 personas aquí”, dijo Cabaña.

“Gracias al señor René que él nos presta mucho el apoyo.Lo que es el señor René, el alcalde de la municipalidad, nos apoya muchísimo en todo, siempre nos consiguen personas que viene a buscar trabajadores, ellos anotan sus números”, dijo Ricardo Tovar, uno de los venezolanos beneficiados por el albergue de San Juan del Lurigancho.

Así, la misma iniciativa también ha permitido a algunos de aquellos que buscan refugio, encontrar una manera de encontrar trabajo, para reivindicar su sentido de dignidad.

En medio de una muy difícil situación, Ricardo Tovar ha sido uno de los beneficiados. Hace tres meses, de la mano de su esposa con seis meses de embarazo, él salió de Valencia, Venezuela, con el deseo de forjar un mejor futuro para su bebita, quien nació prematura en Ecuador, y crecerá en Perú.

“Yo quisiera regresar a mi país. Me encantaría regresar, pero, como tengo una bebé, yo no puedo arriesgar a mí bebé y mi familia a un mundo de violencia, de hambre, de tragedia, de tristeza. Yo amo a mí país, y yo quisiera que mi hija conociera mi país, pero que puedo irle a mostrar yo a mi hija si lo que hay es corrupción, robo, asesinato, violaciones de los derechos de los venezolanos, no puedes reclamar nada, no puedes decir nada.Si no eres una persona mala, entonces qué le puedo yo demostrar a mi hija. Por lo menos aquí en Perú tienen los estándares de valores altos, de moralidad, en mi país se está perdiendo eso”, indicó Tovar.

Su caso es ilustrativo de una creciente crisis migratoria que se manifiesta en varios países latinoamericanos y que, a pesar de la negativa del presidente Nicolás Maduro a reconocerla, sí concentra el interés y la preocupación de los presidentes del Hemisferio que se reunirán los días 13 y 14 de abril en Perú, en el marco de la Cumbre de las Américas.

De Celia Mendoza / Tomada de la Vos de America

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit