Alianza del Kremlin con populistas de Italia provocan alarma en EE.UU.

Giorgia Meloni de Brothers of Italy, Silvio Berlusconi de Forza Italia y Matteo Salvini

ARCHIVO - De izquierda a derecha, Giorgia Meloni de Brothers of Italy, Silvio Berlusconi de Forza Italia y Matteo Salvini de la Liga asisten a un evento mediático para líderes de centroderecha antes de las elecciones generales del 4 de marzo en Roma, Italia, el 1 de marzo de 2018.

Funcionarios de EE.UU. evalúan cómo los resultados de las elecciones italianas del pasado domingo, pueden tener un impacto en las relaciones futuras entre Roma y Washington.

Las perspectivas de partidos euroescépticos populistas, que tienen fuertes lazos ideológicos con el Kremlin formando el próximo gobierno de Italia o que dominan un acuerdo de gobierno más amplio, han provocado alarma en la capital de Estados Unidos y en Bruselas.

El ‘Lega’, tiene un acuerdo de cooperación con el partido gobernante de Rusia, Rusia Unida. Los miembros de M5S, han elogiado la intervención militar de Moscú en Siria para apuntalar al presidente Bashar al-Assad y criticar a la OTAN, culpándola por fomentar las protestas de Maidan en Ucrania que derrocaron a su aliado Viktor Yanukovich.

M5S también ha pedido que se levanten las sanciones de la UE a Rusia. Italia es el segundo mayor exportador a Rusia en la UE y ha visto sus exportaciones caer casi a la mitad. Relaciones Italia-Rusia-Occidente.

Las relaciones entre las agencias de inteligencia estadounidenses y las italianas, no son tan estrechas como lo son con otros países occidentales y de la OTAN.

Un partido comunista nacional fuerte, se aseguró de que Italia se mantuviera al margen durante la Guerra Fría, y los gobiernos democristianos persiguieron ansiosamente negocios y acuerdos energéticos con Moscú.

Italia suministró la mitad de todo el equipo industrial que la Unión Soviética importó en la década de 1960, y Fiat construyó una planta de fabricación de automóviles masiva en una ciudad que fue rebautizada como Togliatti, en honor a un líder del Partido Comunista Italiano.

Los gobiernos italianos de centro izquierda y centroderecha han perseguido ansiosamente negocios y acuerdos energéticos con Rusia desde la caída del Muro de Berlín, ninguno más que las administraciones encabezadas por Berlusconi, que formaron una estrecha amistad con Putin. En 2015, Berlusconi también visitó Crimea con Putin.

Explicando el lunes en Moscú, Leonid Slutsky, presidente del panel de asuntos exteriores en la cámara baja del Parlamento de Rusia, precisó que dado el resultado de la elección, no tenía dudas de que las relaciones ruso-italianas mejorarían.

En 2014, a raíz de las revelaciones de que el Frente Nacional de Francia había recibido préstamos rusos, Matteo Salvini, el líder de Lega, negó que su partido hubiera recibido fondos de Moscú.

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit