Ryan es optimista sobre aprobación del presupuesto de EE.UU.

El presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., Paul Ryan, es optimista de que tiene los votos para aprobar el proyecto de ley de presupuesto para mantener abierto el gobierno.

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, dijo el jueves que cree que tiene suficiente votos en la cámara para aprobar un proyecto de ley de presupuesto alcanzado en el Senado que aumenta significativamente el gasto doméstico y de defensa.

“Creo que lo haremos. Me siento bien”, dijo Ryan, republicano por Wisconsin.

“Una parte depende de los demócratas. Este es un proyecto de ley bipartidista. Va a necesitar apoyo bipartidista. Nosotros vamos a brindar apoyo”, agregó.

El proyecto de ley a dos año, presentado por el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell y el líder de la minoría demócrata Chuck Schumer, aumenta el gastos de defensa y programas domésticos en 300.000 millones de dólares.

El Senado votará primero después de que sus líderes acordaron el miércoles un acuerdo bipartidista que no incluye los polémicos temas inmigratorios.

Mitch McConnell, republicano por Kentucky y Chuck Schumer, demócrata por Nueva York llegaron a acuerdo a dos años sobre el presupuesto de EE.UU.

Mitch McConnell, republicano por Kentucky y Chuck Schumer, demócrata por Nueva York llegaron a acuerdo a dos años sobre el presupuesto de EE.UU.

“Me complace anunciar que nuestras negociaciones bipartidistas y bicamerales sobre el gasto en defensa y otras prioridades han producido un acuerdo significativo”, dijo el líder de la mayoría, Mitch McConnell, al pleno del Senado.

“Hemos llegado a un acuerdo que es muy bueno para el pueblo estadounidense”, dijo el líder de la minoría demócrata Chuck Schumer. “Después de meses de estancamientos legislativos, este acuerdo presupuestario es un verdadero avance”.

Defensa y gasto interno

El paquete aumentaría el gasto público de EE.UU. en la defensa nacional y los programas sociales en unos $300 mil millones de dólares durante un período de dos años, poniendo fin a largos años de topes presupuestarios obligatorios que los republicanos argumentaron que estaban desollando al ejército de Estados Unidos y los demócratas dijeron que estaban perjudicando a los necesitados.

“El compromiso que hemos alcanzado garantizará que, por primera vez en muchos años, nuestras fuerzas armadas tengan más de los recursos que necesitan para mantener a Estados Unidos seguro”, dijo McConnell. “Nos ayudará a atender a los veteranos que nos han servido con valentía, y garantizará el financiamiento de importantes esfuerzos como el alivio de desastres, la infraestructura y reforzará nuestro trabajo en contra del abuso de opiáceos”.

El financiamiento federal vence a la medianoche del jueves y si los legisladores no lo extienden el gobierno de Estados Unidos sufrirá su segundo cierre parcial seguido.

El acuerdo otorga al Congreso seis semanas para asignar los fondos establecidos en el acuerdo. Para convertirse en ley, tendría que ser aprobado por ambas cámaras del Congreso y ser rubricado por el presidente Donald Trump.

Casa Blanca optimista

La reacción inicial de la Casa Blanca al acuerdo fue de optimismo pero sin compromiso.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, expresa optimismo sobre acuerdo por presupuesto de EE.UU.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, expresa optimismo sobre acuerdo por presupuesto de EE.UU.

“Aplaudimos los pasos que han dado [los líderes del Congreso], pero vamos a necesitar ver lo que que contiene el proyecto final”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en la rueda de prensa diaria.

“Ciertamente estamos contentos con la dirección en que se está moviendo, en particular que nos alejamos del presupuesto de crisis en el que hemos estado”, agregó.

Oposición en la Cámara baja

No obstante, se prevé que la propuesta enfrente la oposición de los llamados ‘halcones fiscales”, los ultraconservadores republicanos que se oponen al aumento del gasto público, y de algunos demócratas que demandan proteger de la deportación a cientos de miles de jóvenes indocumentados traídos a Estados Unidos cuando eran niños.

El representante republicano Mark Meadows, líder del conservador House Freedom Caucus, dijo que se opone al acuerdo bipartidista emergente, aunque admitió que tiene pocas esperanzas de obstaculizarlo. Los incrementos en gastos serán atractivos para muchos legisladores, dijo.

“Temo que los números van a subir tanto y el límite de la deuda será elevado y será como un árbol navideño de gastos, muchos votos serán comprados”, dijo a la cadena MSNBC. El grupo de Meadows apoya grandes incrementos en los gastos militares, pero se opone a incrementos generales en los gastos nacionales.

La líder de la minoría, Nancy Pelosi, una demócrata por California, anunció que se opondría al acuerdo de financiación hasta que el presidente republicano de la Cámara, Paul Ryan, se comprometa a votar por la difícil situación de los beneficiarios de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

“¿De qué tienes miedo?”, le preguntó Pelosi a Ryan en un prolongado discurso en el piso de la Cámara. “Danos un voto. Deja que la Cámara haga oír su voluntad “.

Preocupaciones de DACA

Los demócratas bloquearon un proyecto de ley de gasto provisional en enero, lo que desencadenó un cierre federal de tres días, en parte para protestar contra la inacción del Congreso con el DACA, un programa de la administración de Obama que expira el 5 de marzo.

El presidente dijo que apoya un camino hacia la ciudadanía para 1,8 millones de jóvenes elegibles para DACA como parte de un paquete de reforma migratoria más amplio. Pero la Casa Blanca exige a cambio fondos para un muro a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, una reducción en la inmigración legal a los Estados Unidos, y eliminar la lotería de visas

Las negociaciones bipartidistas todavía tienen que llegar a un acuerdo sobre una revisión de las leyes de inmigración de Estados Unidos, y Trump ha rechazado una propuesta que contempla una solución al tema del DACA y mejoras limitadas a la seguridad fronteriz.

Después de elogiar el acuerdo de financiamiento, McConnell reiteró su intención de comenzar el debate sobre la reforma migratoria, incluida una solución para los beneficiarios de DACA.

“Nuestro próximo debate sobre DACA, seguridad fronteriza y otros temas será un proceso que sea justo para todos”, dijo. “Aunque obviamente no puedo garantizar ningún resultado, puedo asegurar que el proceso sea justo. Y eso tengo la intención de hacer “.

VOA

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit