Mortal protesta en Virginia acelera remoción de estatuas confederadas

Trabajadores municipales intentan remover la pintura sobre un monumento al soldado confederado John B. Castleman que fue vandalizada el sábado por la noche en Louisville, Kentucky.

Trabajadores municipales intentan remover la pintura sobre un monumento al soldado confederado John B. Castleman que fue vandalizada el sábado por la noche en Louisville, Kentucky. En Gainesville, Florida, trabajadores contratados por las Hijas de la Confederación removieron la estatua de un soldado confederado, la cargaron en silencio en un camión y se alejaron con poca fanfarria.

En Baltimore, la alcaldesa, Catherine Pugh, dijo que está lista para derribar todas las estatuas confederadas de su ciudad, y el consejo de la ciudad votó por su destrucción.

Los legisladores de San Antonio, Texas, están pensando en quitar una estatua que muchas personas equivocadamente asumieron representó a un famoso líder de Texas que murió en el Álamo.

La mortal manifestación de blancos nacionalistas en Charlottesville, Virginia el sábado, está alimentando otra reevaluación de estatuas confederadas en ciudades de todo el país, acelerando su remoción de la misma manera que un tiroteo en 2015 por un supremacista blanco renovó la presión para derribar la bandera confederada de edificios públicos.

“No debemos glorificar una parte de nuestra historia frente a nuestros edificios que realmente es un testamento al pecado original de Estados Unidos”, dijo la alcaldesa de Gainesville Lauren Poe el lunes después de que la estatua conocida como “Old Joe” fuera devuelta a las Hijas Unidas de la Confederación, que lo erigió en 1904.

Un portavoz del condado dijo que no sabía si la estatua fue removida debido a los acontecimientos que causaron un muerto y decenas de heridos el sábado en Charlottesville.

COMPARTIR
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrDigg thisShare on Reddit